SANDRA GONZÁLEZ
20 de marzo de 2017 / 07:30 p.m.

MONTERREY.- Pese a cancelar 916 concesiones de taxis por diferentes irregularidades, el Gobierno del Estado reservó por cinco años la información particular de cada caso.

Con esto se oculta títulos de concesión para la prestación del servicio en cuestión, según se informa en un acuerdo publicado en el Periódico Oficial del Estado el 17 de marzo.

Las concesiones fueron otorgadas en 2011 mediante convocatoria pública y fueron dadas de baja porque se detectaron constancias de no antecedentes penales alteradas, concesiones otorgadas sin vehículos dados de alta o bien por el incumplimiento de trámites y requisitos.

En su momento el director de la Agencia Estatal del Transporte, Jorge Longoria, dijo que también detectaron solicitudes presentadas después del vencimiento del plazo establecido en convocatoria.

El procedimiento se dio como resultado de una auditoría que realizó la Contraloría Estatal, sin embargo, bajo el argumento de que los documentos que integran los expedientes físicos pudieran obstruir las actividades de verificación, inspección y auditorías, la información completa se reservó.

Dichos documentos sólo quedarán a disposición de las autoridades administrativas y judiciales, tanto federales, estatales o municipales que en ejercicio de sus funciones lo soliciten, se aclara en el acuerdo.

Aunque el titular de la AETyV ofreció una rueda de prensa para anunciar la cancelación de concesiones, las cuales 279 corresponden a personas físicas y 637 a empresas, Longoria no abordó el tema de la reserva de información.