ALEXANDRA AMAO
10 de julio de 2017 / 08:01 p.m.

MONTERREY.- Frente a los cuestionamientos por otorgar una suspensión provisional que detuvo la publicación de la reforma electoral, el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Carlos Arenas Bátiz, defendió la resolución al argumentar que sí era parte de sus atribuciones.

"Consideré que no había causa absoluta o impedimento absoluto y manifiesto para desechar, ya una vez admitida la controversia el tema de la suspensión casi se da en automático porque la suspensión es para preservar la materia del juicio", dijo.

El magistrado presidente sostuvo que hay elementos para dudar si la acción impugnada por el Estado es de carácter legislativa y no electoral, pues reconoció que efectivamente la Ley les impide conocer asuntos de carácter electoral.

"Nosotros no estamos diciendo que el acto si sea o no electoral, lo que digo es que no manifiesta la causa de improcedencia y que hay margen para dudar, para interpretar y por esa razón la decisión debe ser del Pleno y no mía", dijo Carlos Arenas.

A pregunta expresa sobre si dicha resolución es un favor al Estado, el magistrado aseguró que la decisión tomada nada tiene que ver con esto.



dat