NOTIMEX
11 de enero de 2016 / 10:49 a.m.

Monterrey.- La resortera, a pesar de ser considerada un juguete, ha evolucionado hasta convertirse en una herramienta que es utilizada por adultos, quienes la buscan para hacer de ella un entretenimiento y hasta una práctica deportiva.

Elaborada a base de un mango de madera en forma de “Y”, ligas y un pedazo de cuero o tela en donde se coloca el proyectil a lanzar, la resortera es considerada como una pequeña arma portátil utilizada para lanzar diversos objetos, en su mayoría piedras.

Conocida como “tirachina” en España, “china” en Venezuela, “honda” en Argentina, Bolivia, Chile, Guatemala y Perú, la resortera fue utilizada como un juguete tradicional para niños durante buena parte del siglo XX.

En la actualidad, ingenieros, médicos, maestros, mecánicos, biólogos, instructores y demás, agrupados en el club “La Resortera México” han encontrado en este juguete infantil un modo de “desestresarse” de las jornadas laborales y lo han convertido en un deporte oficial en Monterrey.

“La Resortera, como club deportivo, tiene aproximadamente tres años. Antes yo hacía tiro con arco y por alguna razón llegue a conocer gente que se dedica a hacer tiro deportivo con la resortera en España en Italia, en Alemania, Estados Unidos y empecé a trabajar en esto”, señaló Jonathan Olguín Saavedra.

“Empecé a darle forma al club como tiro deportivo y empezó a crecer y poco a poco, ha habido temporadas, que tenemos de 20 a 30 gentes, a veces más a veces menos, y el año pasado (2014) se conformó ya como una opción deportiva para el municipio de Monterrey oficialmente”, dijo.

Señaló que el uso de la resortera como un deporte es practicado a nivel nacional y aunque este es aún nuevo como tal, ya existen clubes de tiro en lugares como Torreón, Coahuila, Sonora, Colima, la Ciudad de México, Baja California, entre otros lugares.

Subrayó que, sin embargo, países como Estados Unidos, Bélgica, Alemania, Italia y España, ya existen torneos oficiales internacionales y en los cuales ya se ha realizado la invitación a México para participar.

Resortera

La resortera, por lo general, es artesanal, pues cada persona busca adaptar lo más posible la empuñadura a la palma de su mano, lo que ha permitido se creen diseños muy variados y acabados que hacen de este juguete una obra de arte que se fabrican desde unos cuantos pesos o hasta a elevar su costo por encima de los 600 pesos.

Olguín Saavedra señaló que, a diferencie de otros deportes como la arquería, donde los insumos suelen ser caros y difíciles de manipular, de calibrar y de usar, suele ser muy económica pues cada quien la fábrica a su medida y al dinero que quiera gastar.

“La resortera permite que personalices mucho tu herramienta de tiro a como tú la quieres, y eso es una gran ventaja y hace que la gente se sienta mucho más cómoda. No tiene que comprar un instrumento muy caro, no tiene que esperar a que alguien se la arregle o que le ponga aditamentos, todo lo puedes hacer tú”, expresó.
Al final, dijo “la mejor es la que tú te fabricas”

Las resorteras están hechas de mezquite con forma de empuñadura y horqueta, ligas de látex de alto desempeño y la badana o el cuero.
“Sus partes no son muchas y no son tan complicadas, lo que se hace complejo es la parte de apuntar en la parte del tiro deportivo, que al final es lo que le da pasión a este deporte”, señaló.

Como municiones se utilizan canicas de cristal de diferentes diámetros y los objetivos, en el deporte oficial, es la diana con puntaje, y en la práctica, las clásicas latas de aluminio que les permite que el proyectil no rebote y no golpee a personas.

Olguín Saavedra indicó que la resortera se ha usado desde tiempos inmemorables, para cazar, para diversión de los chamacos, pero nunca se le había dado un enfoque más deportivo.

Puntualizó que a pesar de que la resortera siempre se le ha identificado como un juguete, al final es un arma, y su uso debe ser bastante serio y siempre debe de estar vigilado su uso por un adulto.