ERIK SOLHEIM ROCHA 
1 de febrero de 2017 / 05:41 p.m.

MONTERREY.- El Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE) por conducto de su magistrado presidente, Carlos Emilio Arenas Bátiz, respaldó el actuar y las decisiones tomadas por el juez de control que ordenó el encarcelamiento del ex gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz.

Arenas Bátiz, aseguró que no hubo dolo ni presiones de parte del ejecutivo hacia la autoridad judicial para que se tomara una decisión.

“El juez actúa conforme a sus convicciones jurídicas, ese tema tiene un margen de debate, de ninguna manera se puede hablar de una actuación con dolo de parte del juez", dijo el magistrado.

Admitió que por será el caso de un ex gobernador, se tienen ambas partes con mucha influencia, con mucho poder y con mucha presencia en los medios.

"Por lo tanto, cualquier juez que participe en esos asuntos se ve expuesto a estos problemas, convicción jurídica", indicó.

Arenas Bátiz confirmó que por esta situación decidió asignarle más escoltas al juez de control, Miguel Ángel Eufracio Rodríguez, para resguardar su integridad física.

“Yo gestione para tranquilidad del juez (más número de escoltas de seguridad, insisto es un tema con mucha presencia en los medios y eso a cualquiera le afecta en su estado de ánimo”

Este miércoles, la defensa legal del ex gobernador Rodrigo Medina de la Cruz interpuso una denuncia contra quien resulte responsable.