SANDRA GONZÁLEZ
9 de septiembre de 2015 / 11:52 a.m.

Monterrey.- Andrómeda Elisa Cordero Flores sigue siendo la única sospechosa del asesinato de una bebita de ocho meses y el intento de homicidio de dos niños más, informó la Procuraduría de Justicia en Nuevo León (PGJNL).

A un día de que se conociera el asesinato que se registró en un domicilio de la colonia Rincón de las Cumbres, en Monterrey, el procurador Javier Flores Saldívar desestimó las declaraciones de la abuela de los pequeños, ya que para hacer válida cualquier información deberá ser ante el Ministerio Público y el juez.

El funcionario agregó que dentro de las averiguaciones encontraron un antecedente de violencia familiar en el que se establece que Andrómeda agredió con un cuchillo a su marido hace tres semanas.

Además añadió que el pasado lunes, el día de la agresión, la mujer estuvo sola con sus hijos luego de que al hombre se lo llevaron a una clínica de rehabilitación sin su consentimiento, por lo que presentó una denuncia de privación de la libertad y por ello regresó a su domicilio acompañado por agentes ministeriales que finalmente vieron la trágica escena.

La declaración del funcionario se dio en respuesta este miércoles a la petición de Yolanda Flores Garza, abuela de los niños de la colonia Rincón de Cumbres, quien solicitó a las autoridades a que traten a su hija como una víctima más de violencia intrafamiliar.