MULTIMEDIOS DIGITAL
10 de febrero de 2016 / 10:46 p.m.

Monterrey.- La Universidad Autónoma de Nuevo León informó este miércoles que la secretaria de Educación, Esthela Gutiérrez Garza, y la titular de la Secretaría de Desarrollo Social, Luz Natalia Berrún Castañón, presentaron sus bajas en los cargos en el Instituto de Investigaciones Sociales y en la Secretaría de Asuntos Universitarios de la UANL, respectivamente.

A través de un comunicado, la universidad dio su respuesta con respecto a los cuestionamientos que apuntaban a algunos trabajadores y a las titulares mencionadas, en los que se señalaba que recibían sueldos simultáneamente del Gobierno del Estado y de la UANL.

La institución educativa señaló que ambas funcionarias avisaron de sus nuevos cargos en el Gobierno desde el momento en que los aceptaron, pero que dada la importancia de sus puestos en la UANL, acordaron realizar una etapa especial de transición, en la medida que los tiempos en sus nuevas actividades lo permitiesen. La universidad apuntó que sólo tendrán relación con las funcionarias a través de la actividad docente que actualmente desempeñan, resaltando que la ley lo tiene permitido.

“Las personas mencionadas en la nota, y que respectivamente son las titulares de la Secretaría de Educación y Desarrollo Social en el Estado, presentaron voluntariamente su baja a su actividad que desempeñaban en la Universidad Autónoma de Nuevo León y actualmente sólo las vincula la actividad docente, en términos del precitado Artículo 141 de la Constitución Política del Estado”.

“Es oportuno mencionar que las actas de entrega de recepción de las oficinas que ocuparon como titulares del Instituto de Investigaciones Sociales y la Secretaria de Asuntos Universitarios, la primera bajo la responsabilidad de la doctora Gutiérrez Garza y la segunda de la doctora Berrún Castañón, se encuentran recepcionadas y en el archivo de esta Universidad”, señala el comunicado.

En el caso de María Isabel Guerra Martínez, Eva Elizabeth Hernández Viera y Julio César Puente Quintanilla, los otros funcionarios señalados en la nota del periódico Milenio, la UANL dijo que consultarán con su departamento de Recursos Humanos para verificar si todavía están vinculados laboralmente con la institución y en qué carácter, por lo que en los próximos días se espera que se aclare su situación.

“Con la información que genere la citada dirección se procederá en los términos conducentes previstas en la normatividad sustantiva de esta propia Universidad. Nuestra institución desea agregar que históricamente ha existido una relación entre los universitarios distinguidos y las actividades del quehacer público y, de igual forma, prominentes ciudadanos que se distinguen en su liderazgo social han canalizado su experiencia a la comunidad universitaria regularmente por medio de la actividad docente e investigadora, que son la actividad prioritaria de nuestra alma máter”.