MULTIMEDIOS DIGITAL
26 de enero de 2017 / 06:51 a.m.

MONTERREY.- La defensa Rodrigo Medina de la Cruz responsabilizó el Gobierno del Estado de lo que le pasara al ex gobernador dentro del penal del Topo Chico, donde permanece desde este jueves de manera provisional.

"Es responsabilidad del Estado la seguridad e integridad de Medina. Persiguió la delincuencia de manera muy firme en el estado y de seguro tiene enemigos [...] Él está fuerte, convencido de su inocencia", señaló el abogado Alonso Aguilar Zínser. 

Señaló que la prisión preventiva dictada por el juez de control los tomó por sorpresa y acusó que se violó la suspensión de amparo que se había promovido para evitar pisar la cárcel.

“Después de la audiencia de vinculación a proceso el Ministerio Público solicitó la aplicación de medidas cautelares, exhibimos ante el juzgado una suspensión provisional concedida por el juzgado quinto de distrito y que de manera expresa e inequívoca establece que el Licenciado Medina no podrá ser privado de la libertad”, explicó.

Mencionó que los fiscales solicitaron prisión preventiva argumentando que el ex mandatario radica en la Ciudad de México.

“De manera sorpresiva, infundada y cuestionable, el juez procedió a escuchar al Ministerio Público”, dijo.

“Lo que procede en este momento es que la juez declare violada la suspensión y tome las medidas necesarias para restituir al licenciado Rodrigo Medina de su libertad”.

De encontrarse que el juez Miguel Ángel Eufrasio cometió alguna violación, recibiría una pena a 15 años.

Sin embargo, el representante legal de Medina de la Cruz señaló que conocían el riesgo de que fuera encarcelado al presentarse a la audiencia.

Cerca de las 3:30 de la madrugada, el ex gobernador fue trasladado al penal del Topo Chico, después de quedar vinculado a proceso por los delitos de peculado y mil 128 millones de pesos, los cuales presuntamente desvió para favorecer el establecimiento de la armadora Kia Motors.