3 de febrero de 2014 / 11:10 p.m.

  

Monterrey.- Los 500 árboles que fueron retirados de la avenida Ruiz Cortines para construir la Ecovía no fueron destruidos, sino que se reubicaron en diversos municipios, aseguró la Secretaría de Obras Públicas del Estado y destacó que en dos meses se arborizará el trayecto con 400 encinos y 150 palmas.

En un comunicado oficial, la dependencia señaló que se tiene contemplado un proyecto integral de imagen urbana, sobre todo en las zonas de las estaciones y las dos rotondas que se tienen en el tramo que comprende este nuevo medio de transporte.

Reconocieron que los árboles fueron retirados mediante la técnica de "ponchado", que consiste en retirarlos con todo y raíces para luego trasladarlos a donde los diversos municipios los ubicaron.

Algunos fueron a plazas, otros a panteones y algunos se quedaron en camellones centrales, como en la avenida Israel Cavazos en Guadalupe.

El plan de reubicación y arborización se definió desde el principio de los trabajos, cuando se determinó, mediante un estudio, la necesidad de cambiar los árboles.

La Secretaría de Obras Públicas mencionó en su comunicado que a cambio se plantarán 400 encinos, de los cuales 200 serán de la especia "Siempre Verde" y otros 200 de la especia "Encino Bravo". Tienen cuatro pulgadas de grosor en su tronco y una altura de tres metros.

Además, se tiene contemplado plantar 150 palmas a lo largo de la Ecovía.

Todos son árboles nuevos, como se recomienda en estos casos, de modo que vayan creciendo con el entorno urbano.

Tanto el retiro de los árboles como la plantación de otros nuevos, se realizó bajo los lineamientos que marcó un estudio de impacto ambiental que se hizo previo al inicio de los trabajos de la Ecovía.

Hasta el momento se han plantado ya unos 250 encinos, con personal de la dependencia y el total del monto es de 13 millones de pesos.

De enero a marzo se construirán dos rotondas y se instalará la jardinería sobre las áreas que se contempla sean verdes y la iluminación en todas las zonas.

Abajo del puente Lincoln se pretende colocar estampado y bancos para que la gente tenga una placita donde descansar o relajarse mientras llega la unidad que le corresponda.

"Se está buscando crear imagen urbana", dice el comunicado.

Francisco Zúñiga Esquivel