SANDRA GONZÁLEZ
18 de abril de 2017 / 07:10 p.m.

MONTERREY.- El Centro de Justicia para Adolescentes que se ubica en la calle Constituyentes de Nuevo León y Miguel Alemán en Monterrey, será un nuevo centro de internamiento femenil y para reos con problemas psiquiátricos.

Ante el hacinamiento que existe en el Penal del Topo Chico - único que recibe a mujeres delincuentes- y los constantes conflictos entre internos que han derivado en asesinatos en los últimos años, la Secretaría de Seguridad Pública tomó la decisión de hacer el cambio.

Aunque no se ha confirmado de manera oficial, una fuente informó que durante los últimos días 105 reclusas, identificadas con cárteles de la droga que operan en la entidad y que habrían cometido delitos graves, fueron trasladadas a dichas celdas.

En el lugar se observó a hombres realizando labores de mantenimiento en el techo, además son visibles las reparaciones que se hicieron a las paredes del edificio. Sin embargo aún quedan desperfectos como los barandales que protegen las ventanas del Centro de Justicia para Adolescentes.

Recientemente la Secretaría General de Gobierno informó que la población en el tutelar de menores de Escobedo es de 56 internos, contando a los ocho que se fugaron el pasado 8 de abril.

A ese lugar, ubicado en la colonia Desarrollo Urbano es a donde envían a los menores que cometieron alguna falta grave y no pueden ser procesados como adultos, mientras que en el del municipio de Monterrey se encontraban los de menor peligrosidad y que están a la espera de recibir una condena en libertad, como trabajo comunitario.