25 de septiembre de 2014 / 12:16 a.m.

 

MONTERREY.-  El  Municipio de Monterrey anunció que 12 familias del norte de la ciudad que perdieron mobiliario de sus viviendas con las precipitaciones pluviales de los últimos días serán desalojadas y reinstaladas de manera provisional en albergues municipales.

Alejandro Doria Mata, director de Protección Civil de Monterrey comentó que estas familias, que tienen sus viviendas en zonas de cañadas o donde hay riesgo, en el cerro del Topo Chico, serían reubicadas de manera definitiva y que para ello la Secretaría del Ayuntamiento se coordinarse con Fomerrey y el gobierno federal.

"Todos tienen riesgo en esos lugares, son terrenos irregulares, entonces ahorita se va a tener la comunicación con Fomerrey para ver dónde se pueden reubicar, va a hacer la negociación, ellos dos con la Federación para ver una reubicación de esas personas".

"La gente que se tenga que resguardar en un área segura, la vamos a mover a los albergues que ya los estamos poniendo en coordinación con el DIF municipal", declaró.

El funcionario municipal comentó que la Secretaría de Desarrollo Humano realiza un censo para detectar a las personas que hayan sido afectadas por las últimas lluvias y las necesidades que tienen.

Los albergues a donde serán trasladadas las familias son el Azarco, Antonio I. Villarreal y  el Centro III.

"Nosotros tenemos ahorita afectadas en su vivienda, son 12, vamos a ver ahorita con el censo que está haciendo Desarrollo Humano, vamos a verlo para checar cada una de la gente afectada y se levantarán las peticiones por parte de Desarrollo Humano y por parte del DIF Municipal. Se necesitan reubicar porque perdieron todas sus pertenecías, por eso ahorita no tienen dónde dormir.

"Se les va a ofrecer un techo, se les va a ofrecer la alimentación por parte del DIF, como también una cama dónde dormir con sus baños, agua caliente y demás. Hay unos lugares que son zonas regulares, hay otros que son irregulares que son los que les vamos a repartir unos volantes para recomendarle a esas personas que son zonas de alto riesgo y que está en peligro su vida", dijo.

FOTO: Raúl Palacios

RICARDO ALANÍS