GUADALUPE SÁNCHEZ | MULTIMEDIOS DIGITAL
17 de julio de 2015 / 11:33 a.m.

Monterrey.- El gobernador electo de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, y el alcalde electo de San Pedro, Mauricio Fernández Garza, se reunieron la mañana de este viernes en un restaurante de cabrito ubicado sobre la avenida Gonzalitos, en Monterrey, como el primer encuentro tras las pasadas campañas electorales del 7 de julio. 

Tal y como estaba planeada la cita, a las 11:00 horas llegó Mauricio Fernández y a los cuantos minutos arribó Jaime Rodríguez, quien aseguró que avala la rudeza que se aplicará en San Pedro para no darle lugar a la delincuencia organizada.

"Yo utilizaré toda la rudeza, que esté dentro del marco de la ley, para poder decir que en San Pedro hay una intolerancia al crimen organizado, sobre todo a los delitos del fuero federal", mencionó Mauricio Fernández.

Cabe señalar que durante las campañas, Fernández Garza aseguró que haría lo posible para que a San Pedro regresara el Grupo Rudo y el municipio siga blindado de la violencia.

Al sitio también acudieron Armando Leal Pedraza, ex secretario de Obras Publicas de San Pedro en la anterior administración.