GUSTAVO MENDOZA LEMUS
1 de abril de 2016 / 10:38 a.m.

Monterrey.- Las emisiones de los automóviles sería la principal causa contaminante al cielo regiomontano, incluso por sobre las generadas por la industria y las pedreras.

A decir de un estudio realizado por del Tecnológico de Monterrey, en lo que respecta a las partículas PM2.5 –las más nocivas por alojarse en los alveolos de los pulmones-, son generadas por el parque vehicular del área metropolitana.

Gerardo Mejía Velázquez, profesor titular del Centro de Tecnologías para el Desarrollo Sostenible del Tecnológico de Monterrey, presentó un estudio realizado por la institución educativa, analizando cómo se genera la masa contaminante de partículas PM 2.5 y PM 10.

"De todos los contaminantes, las fuentes móviles son las más importantes aquí en el área metropolitana, que están emitiendo contaminantes continuamente. Somos nosotros, en nuestros autos y transportes, después viene la industria", mencionó Mejía.

Entre las afectaciones a la salud están constantes infecciones en vías respiratorias, alergias y casos de asma.

Una evaluación hecha por economistas, médicos y especialistas del Tec indica que el "costo total estimado por el incremento de contaminación PM10" sería de "800 millones de dólares al año al aumentar la contaminación", es decir, unos tres mil 600 pesos anuales por persona.

"No es un problema ambiental, estamos ante un problema de salud a la población y así debe considerarse", apuntó Mejía.

El panel "Preámbulo: Contaminación atmosférica en la Zona Metropolitana de Monterrey", fue convocado por la Sociedad de Alumnos de Ingeniero en Desarrollo Sustentable, la Cátedra Andrés Marcelo Sada con apoyo de la Sociedad Mexicana de Profesionales en Sostenibilidad.

"NO HAY NORMAS"

En el panel participaron Carlos Gómez Flores, presidente de la Asociación Estatal de Cronistas "José P. Saldaña"; Armando Villarreal, de Asuntos Ambientales de Praxair; y Alfonso Martínez, Subsecretario de Protección al Medio Ambiente y Recursos Naturales del Estado.

Éste último presentó adelantos del programa denominado Nuevo León respira, el cual es promocionado por el gobierno del estado. Indicó en Nuevo León hay leyes para el cuidado ambiental pero no una normativa.

"No tenemos normas ecológicas en temas puntuales como puede ser la verificación. Estamos muy ocupados en este tema, que es una prioridad para el estado", refirió Alfonso Martínez.