17 de septiembre de 2014 / 03:07 p.m.

Monterrey.- Los Amigos de la Batalla de Monterrey realizarán este domingo una representación de lo que se vivió en el centro de la ciudad el 21 de septiembre de 1847.

Ataviados con los uniformes de los ejércitos de la época, además de degustar pinole o carne seca, el colectivo hará historia viva de los momentos que tuvo el Ejército Mexicano durante la invasión norteamericana.

La ceremonia está programada para la mañana del próximo domingo en la Plaza de la Batalla de Monterrey (Héroes del 47 y Washington, centro), a la cual se ha invitado a que la comunidad participe llevando vestuario de la época.

El evento es organizado por la asociación civil y la idea de ir vestidos y con comida de la época busca difundir de forma vivencial lo que sucedió en el ataque estadunidense.

"Va ir gente vestidos como los soldados tanto mexicanos como de Estados Unidos, otros irán representando al batallón de San Patricio y las mujeres de igual forma. En total seremos como unos 10 ó 15", adelantó el historiador Pablo Ramos.

Esta propuesta no ha sido fácil de concretar debido a que existen pocas referencias a la indumentaria de la época, salvo las crónicas que dejaron los elementos del ejército invasor.

Se contrató a un sastre –con recursos propios de la asociación- de la colonia Hidalgo para que hiciera los trajes utilizando como referencias las litografías y crónicas que hay del suceso.

También gracias a estos textos es que se ha averiguado como era la comida de la tropa mexicana, la cual será degustada este fin de semana.

"Básicamente se componía por agua, totopos, tortilla, carne seca, pinole y piloncillo lo que se repartía entre la tropa mexicana", mencionó el historiador.

Durante la mañana del domingo 21 de septiembre los investigadores Ahmed Valtier y Pablo Ramos brindarán un recorrido histórico por el barrio del Rincón del Diablo, en la zona del Paseo Santa Lucía hasta llegar al sector del Barrio Antiguo.

La asociación Amigos de la Batalla de Monterrey fue creada en 1996 por un grupo de historiadores, investigadores y arqueólogos, quienes comenzaron colocando una ofrenda floral en la zona donde se ubicaba el Fortín de las Tenerías, donde se libró el principal combate entre el ejército de Estados Unidos y las fuerzas mexicanas.

Actualmente la agrupación consta de unas 200 personas, aproximadamente.

Sigue en pie por museo

Entre los logros del grupo está el reconocimiento oficial por parte del Estado para que cada 21 de septiembre se conmemore la Batalla de Monterrey, además de lograr la creación de una placa histórica.

Sin embargo desde el 2011 han insistido en la creación de un museo para la batalla, misión que todavía tienen pendiente los integrantes del colectivo.

"Tenemos ése pendiente. A nosotros nos gustaría que fuera como en el Álamo lo tiene a orillas del río nosotros pensamos que pudiera ser sobre la zona del Santa Lucía. Estamos trabajando por lograr el apoyo del gobierno para eso", expresó Ramos.

FOTO: Gustavo Mendoza

GUSTAVO MENDOZA LEMUS / MILENIO DIGITAL