FRANCISCO ZÚÑIGA ESQUIVEL
12 de noviembre de 2017 / 04:37 p.m.

MONTERREY.- En los últimos días, pareciera que el mítico Mauricio Babilonia anda de visita por Monterrey, con un sinfín de mariposas amarillas revoloteando por todos lados.

Las vemos en los parques, posándose en las flores blancas de algunos arbustos para saborear el menú que la naturaleza les ofrece.

Aparecen de pronto frente al parabrisas del coche, y al asomarnos podemos ver una nube amarilla que cruza por encima de la vialidad, sin problema alguno de congestionamiento. Son las mariposas de azufre.

En la zona sur del área metropolitana, específicamente junto a la Sierra Madre, son más copiosas, porque es parte del trayecto de su migración.

Al verlas volando a escasa altura, mucha gente supone que son las mariposas monarca, las que en realidad son de un color ocre con ribetes negras en las alas.

Estas, mariposas azufre, son amarillas, con algunos puntos obscuros.

Pertenecen a la especie Phoebis Sennae, de la familia piérides y puede ser encontrada comúnmente en la zona de la Estanzuela, aunque en esta época salen a recorrer las calles en su proceso migratorio que en realidad es sólo un cambio de casa hacia la zona montañosa de la Sierra Madre.

Cada año salen a mostrar su belleza por la zona metropolitana, pero algún factor, quizá metrológico, ha favorecido este año sus movimientos y han pintado de amarrillo toda la ciudad, para deleite de chicos y grandes.

Hay algunas acciones que podemos hacer para protegerlas:

- Circular el coche a baja velocidad en las zonas donde cruzan avenidas o caminos.

- Cultivar plantas de la región, porque sirve de alimento a las mariposas.

- No cazarlas ni intentar agarrarlas, porque se le pueden dañar las alas.

En el mundo existen 18 mil especies de mariposas, y México alberga el 10 por ciento del total, con mil 800 especies nativas, y su labor no es sólo ornamental en los cielos.

Son las que ayudan a polinizar árboles y plantas, por lo que al protegerlas cuidamos el ambiente… Y disfrutamos su belleza amarilla.



dat