17 de julio de 2014 / 02:14 a.m.

Monterrey.- La temporada de vacaciones escolares ya comenzó, y con ello se incrementa el riesgo de accidentes caseros, principalmente entre los más pequeños.

Es por eso que hay que tener mucho cuidado, no apartarles la vista a los niños ni un momento, y así evitar ser parte de las estadísticas negativas.

"Sí, es importante que los padres tomen especial atención a los lugares donde están los niños, en especial, esta población, porque son más vulnerables", comentó el técnico en urgencias médicas Pedro Damián Alvarado Rojas, supervisor de la Cruz Verde de Monterrey.

El riesgo en el hogar es mayor si no se evita que los niños manipulen aparatos y/o cables eléctricos.

También es necesario mantener alejados los productos químicos y de limpieza, pues con frecuencia son confundidos por los menores.

"Pueden tener muy fácil acceso a los contactos de energía, o en determinado momento somos proclives a poner en ciertos lugares, como el baño o la lavandería, botes o recipientes con alguna sustancia que no sea reconocida de momento", aseveró el rescatista.

La cocina también representa peligro para los infantes, sobre todo si tienen al alcance recipientes con líquidos o alimentos calientes.

"En el caso de las estufas, pues bueno, ellos, si tienen a la mano los cerillos o los encendedores, comienzan a jugar con ellos y podemos tener quemaduras como resultado final", recalcó.

Los parques y las plazas de colonias suelen ser lugares concurridos durante las vacaciones escolares. Es necesario estar al pendiente de los hijos para evitar caídas o cualquier otro accidente.

En caso de sufrir una herida casera, por ejemplo una cortadura, un “raspón” o escoriación, o alguna quemadura, no se recomienda para nada utilizar remedios caseros.

"En el caso de los menores, cualquier lesión que ellos lleguen a sufrir puede ser considerada una emergencia, y es conveniente que llamen al servicio médico de urgencias", puntualizó Alvarado Rojas.

Para cualquier situación de emergencia las personas pueden llamar al número 066, o al teléfono 8371-5050 de la Cruz Verde de Monterrey.

FOTO: Agustín Martínez

AGUSTÍN MARTÍNEZ