13 de enero de 2015 / 04:32 p.m.

Monterrey.- Perder un teléfono móvil no afecta únicamente a la privacidad personal del dueño del celular extraviado, sino que puede ocasionar una brecha en la seguridad corporativa de la empresa donde labora la persona afectada.

Esto, de acuerdo con un estudio realizado por Symantec México, denominado "Honey Stick" realizado en ciudades como Monterrey, Guadalajara y Distrito Federal, que detectó que una persona que encuentra un teléfono extraviado accede a la información privada de éste, llegando incluso a acceder a la información corporativa.

El experimento consistió en extraviar 30 teléfonos que fueron revisados de manera remota para observar los comportamientos de las personas que los encontraron, y en él se encontró que el 87 por ciento de los smartphones fueron revisados en busca de información y aplicaciones corporativas, mientras el 40 por ciento intentó acceder al correo corporativo exponiendo de esta manera información delicada.

Asimismo, una de las aplicaciones más consultadas (en el 50 por ciento de los casos) fue un archivo denominado "Recursos Humanos-Salarios", mientras otro denominado "Recursos Humanos-Casos" fue consultado en el 53 por ciento de los casos.

"Aquí se exponen las vulnerabilidades para que nuestra información pueda ser explotada de otra manera. En el celular hay mucha información que no solo afecta a la persona que se divulgue, sino también a terceros. Afecta la parte personal, pero también la parte corporativa, a correo electrónico corporativo que puede afectar a la empresa", explicó en entrevista Raúl Zárate, especialista en protección de información de Symantec México.

FOTO: Especial

DANIELA GARCÍA