CÉSAR CUBERO
8 de febrero de 2016 / 08:57 a.m.

Monterrey.- El olor es insoportable, la vista deprimente, y bajar al río Pesquería por el sector de La Alianza, en Monterrey, se vuelve un viaje directo al mundo de la contaminación en todos los sentidos.

Al hacer un recorrido por dicho río se pudo constatar el abandono en el que se encuentra este cauce natural que tiempo atrás fuera uno de los paseos más tradicionales en el área metropolitana.

Hoy la situación del río Pesquería es alarmante; caminar esquivando excremento animal y humano es sólo el inicio de un paseo por el lecho del río que nos llevó a encontrar de todo, menos salubridad.

A nivel del río, dirigir la vista a derecha o izquierda da igual, para ambos lados el cauce del río está lleno de basura; las hieleras, los muebles, y los sillones, son los que más llaman la atención.

Sin embargo, la poca profundidad del río deja ver una lamentable realidad, hay más basura acumulada que agua en el lugar.

La escasa agua que se observa está turbia, estancada, sucia, además, con un olor pestilente difícil de asimilar.

El panorama cambia para peor cuando aparecen los cerros de basura, montañas de desperdicio que van del lecho del río hasta la parte trasera de las casas posicionadas en esta zona.

Cien metros más adelante, las caídas de agua naturales se han convertido en caída de basura; la contaminación es evidente, basura de todo tipo a la espera de que la ley de gravedad haga su trabajo y termine depositándola en el cauce del río.

Cabe aclarar que no sólo en el tramo del río Pesquería que se encuentra en Monterrey la situación es delicada, aunque con menos basura, lo visto en el municipio de Escobedo es también de llamar la atención.

Río Pesquería
"Allá hay un carretonero que tira mucha basura", comentó un vecino del sector | ROBERTO ALANÍS

Por ejemplo, el hecho de que en un área de unos 50 metros cuadrados estén esparcidas más de 60 neumáticos inservibles.
Y si el olor es insoportable, la presencia abundante de moscos por cada lugar recorrido es preocupante.

Para una de las pocas valientes que se atreve a caminar por el agua del río Pesquería la situación es de abundante suciedad.

"He visto un exceso de basura, muchas cobijas tiradas en el agua, mucho mugrero, mucha gente tira basura aquí, para allá de aquel lado también, incluso toda esa basura se viene para acá, los sillones, todo ese mugrero, todo viene y cae aquí al agua.

"Allá hay un carretonero de aquel lado que tira mucha basura también, la tira acá para abajo y eso es lo malo, cada vez esto empeora más", comentó.

Por su parte la persona que la acompañaba pidió a las autoridades "echarle ganas" y hacer del lugar, uno en el que los niños puedan divertirse y no dejarlo abandonado.

"Que le echen ganas aquí, sí se necesita, de perdido para los niños, porque se quieren bañar aquí y no se puede, hay mucha contaminación y todo eso; está muy peligroso, el agua del río no está limpia, nosotros la vemos normal, pero no, hay unos pequeños animalitos que se te meten en la piel y eso es lo que hace daño", manifestó el ciudadano.