11 de enero de 2014 / 02:20 a.m.

Monterrey.- Un robo fallido fue el detonante que terminó con la vida de Juan Platas, ganadero de 75 años, cuyo cuerpo se encontró esta semana en un rancho del municipio de Hualahuises, propiedad de su familia.

Adrián de la Garza, procurador de Justicia en el estado, informó que el plan original era asaltar al hoy occiso, pero en el evento descubrió que uno de los ladrones era un ex trabajador del lugar.

"En el caso particular participa un ex trabajador de esta persona, aparentemente lo que dicen en primera instancia, la idea era robarlo, sin embargo al ser reconocido optaron por otras opciones, pero le repito ahorita está bajo investigación en próximos días vamos a estar presentando a detenidos y los detalles del caso.

"Todavía estamos en investigación, lo que tenemos por información de los mismos detenidos es que lo robaron, o sea, lo asaltaron y cuando es reconocido por parte del señor que fue un ex trabajador de él deciden asesinarlo", refirió el funcionario.

La autoridad confirmó que por este hecho se realizaron dos detenciones, y un tercer participante, el ex trabajador, se encuentra prófugo de la justicia.

De la Garza indicó que los autores del crimen no se encuentran ligados a la delincuencia organizada, pero tampoco descartó su participación en otros delitos, sin abundar en ellos, ni revelar las identidades.

"Fue un evento que se dio en noviembre, sin embargo hasta el día de hoy se pudo localizar el cuerpo, bueno, el día de ayer se pudo localizar el cuerpo y se pudo determinar que fue un homicidio.

"Ya tenemos responsables detenidos por estos hechos y en los próximos días estaremos dando información ya precisa de cómo sucedieron hechos”, explicó el procurador.

Aunque trascendió que los responsables alcanzaron a cobrar un rescate de casi un millón de dólares, esta versión no fue corroborada por De la Garza.

Pese a que este suceso se suma al del empresario transportista encontrado sin vida en el municipio de Allende, y por el cual también se solicitó un rescate, el procurador advirtió que este tipo de delitos se encuentran a la baja según la información que arroja el cierre de año.

Indicó además que ambos incidentes no guardan relación entre sí, más allá de la zona geográfica que comparten.

"No tiene nada que ver, son personas diferentes, no podemos llamarle banda porque hasta ahorita los presuntos (culpables) del asunto de Hualahuises nada más tenemos ese asunto por el que se les está investigando", expresó.

LUIS GARCÍA