LOURDES SOLER
26 de marzo de 2017 / 06:06 p.m.

MONTERREY.- Cerca de cinco días Alejandro de la Fuente de 18 años creyó que no podría jugar la semifinal de su equipo de fútbol americano por culpa de la inseguridad que se vive en la entidad, pero con el apoyo de sus compañeros y de la comunidad "Alex" logró jugar en el Estadio Tec la semifinal.

Fue la semana pasada cuando los amantes de lo ajeno cristalearon su vehículo y robaron su uniforme, casco, tachones y hasta la mochila que utilizaba para cargar su ropa, por lo que su participación en el partido se puso en duda.

"Primero que nada te preocupas porque es una semana antes de la semifinal, entonces dices, como le voy a hacer para conseguir el Jersey y las hombreras que no las venden en cualquier lugar. La verdad me dio mucho coraje", indicó el joven.

Con ayuda de médicos del equipo de Borregos Prepa Tec, Alex, logró jugar a pesar del robo del calzado especial que necesita a causa de una lesión.

“La verdad es que estuve a yendo a rehabilitación para las lesiones que tengo y los doctores aquí me apoyaron”, señaló, Alejandro de la Fuente

El coach de Alex desempolvó un jersey con el número 37 para que lo utilizara en el partido pero con ingenio lograron dejar solo el número "siete.

“El coach nos dio unos jersey con el número 37, entonces despegue el 3 y el 7 también, este lo movimos al centro y ya quedó el siete de nuevo", mencionó el jugador.

A pesar del trago amargo que vivió Alex, este sábado el y su equipo demostraron su disciplina y lograron llegar a la final que se disputará el próximo fin de semana en la ciudad de México.