orlando MALDONADO | milenio digital 
3 de diciembre de 2015 / 08:24 a.m.

Monterrey.- Jaime Rodríguez Calderón, gobernador de Nuevo León, lanzó un reto a los diputados locales al asegurar que si ellos donan su sueldo, él haría lo mismo para que ambos salarios vayan destinados a la verificación vehicular y ésta sea gratuita para los ciudadanos.

Vía telefónica, el mandatario estatal respondió a la pega de calcas y volanteo que realizaron los diputados del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el primer cuadro de la ciudad, en donde mostraron su rechazo al nuevo cobro que se contempla en el Presupuesto de Egresos del siguiente año.

En este sentido, Rodríguez Calderón reclamó a los diputados que no han propuesto nada para ver cómo se puede concretar la verificación vehicular sin que le pegue al bolsillo de la ciudadanía.

Asimismo, recriminó que a la fecha no han avalado ninguna ley contundente, además de que no han logrado sacar adelante el nombramiento del auditor y calificó como un show lo que hicieron este miércoles en el cruce de Morelos y Juárez.

"Si fuera gratuita, estaría bueno que se quiten el sueldo para hacerla gratuita".

¿Con eso se podría reponer?

"Si los diputados donaran su sueldo para hacerla gratuita, yo encantado de donar el mío", respondió.

Acto seguido, comentó que está tratando de ver la posibilidad de conseguir un subsidio a nivel federal para que se impacte lo menos posible a la economía de los ciudadanos.

"Se debe de poner a jalar, es lo que tienen que hacer en el Congreso, no han podido resolver lo del auditor superior del Congreso que se ocupa, no han podido aprobar ninguna ley nueva, no han podido avanzar en el tema de la productividad del Congreso y creo que más bien es show de ellos.

"Si tienen algún elemento técnico, jurídico o algún planteamiento alterno a la verificación, yo encantado de escucharlos, pero no están haciendo ningún planteamiento alterno, la ciudad está totalmente contaminada, necesitamos hacer la verificación", comentó.

Rodríguez Calderón insistió en que será culpa de los legisladores locales que la contaminación siga, en caso de que no aprueben la verificación vehicular.

El mandatario estatal concluyó que la verificación no es recaudatoria, ya que la tarifa que están proponiendo de 420 pesos equivale a un peso por día.