FRANCISCO ZUÑIGA ESQUIVEL 
8 de julio de 2016 / 11:33 a.m.

Monterrey.- Un grupo de chicas regiomontanas buscan un lugar donde practicar el Roller Derby, deporte de contacto sobre patines, y al mismo tiempo promoverlo, ya que tiene muchos años, pero en Monterrey es relativamente nuevo.

Antes entrenaban en el Gimnasio Guadalupe, pero cambió la administración, y perdieron el lugar.

El Roller Derby es algo más que patinar.

Para el grupo de jovencitas que cada martes y jueves anda buscando un lugar donde entrenar, es todo un deporte, y aunque sólo existen tres equipos en Monterrey, ya formaron una liga.

Ahora, buscan un lugar donde entrenar.


El Roller Derby no es un deporte sencillo. Básicamente consiste en patinar alrededor de una pista, y una jugadora denominada 'Jammer' debe romper el cerco de cuatro bloqueadoras para hacer puntos.

Es deporte de contacto, por lo que las jugadores deben estar bien entrenadas.

Las jugadoras no cobran un sueldo, todas son amateur y deben costearse su equipo, que es bastante caro; el precio puede llegar hasta los 10 mil pesos. 

Por ahora, entrenan en la Plaza Maquinaria del Parque Fundidora, a la espera de un mejor lugar. Antes les prestaban el Gimnasio de Guadalupe, pero al cambiar la administración municipal, les dijeron adiós.

El entusiasmo que muestran las participantes es evidente. Aunque a veces terminan en el suelo, doliéndose de golpes fuertes, vuelven a la pista.

En realidad es un deporte para todas las edades, pues las reglas lo regulan para evitar caiga en violencia.

A Monterrey llegó hace cinco años, y aunque la liga tiene mucho por crecer en cuanto a número de equipos, los aficionados
que llegan a los juegos son cada vez más, pero corren el riesgo de quedarse sin nada, por la falta de apoyo para tener un lugar donde entrenar y practicarlo.