5 de septiembre de 2014 / 12:25 a.m.

CADEREYTA.- El Sacerdote de la Iglesia Nuestra Señora de la Merced, en Cadereyta, denunció hostigamiento por parte de funcionarios de la administración municipal.

José Manuel Guerrero Noyola aseguró que los empleados juzgan la labor que él encabeza en la parroquia por entregar los apoyos a personas afectadas por el derrame de petróleo en el Río San Juan.

Incluso, al acudir a la Reunión de Seguimiento y Atención Integral e intentar conocer de voz del gobernador Rodrigo Medina; funcionarios de Pemex, y del alcalde Emeterio Arizpe;  los avances en el caso no se le permitió el paso.

El sacerdote, que denunció la problemática desde el primer día, y buscó por su cuenta los apoyos para las familias afectadas contradijo la versión positiva de las autoridades.

Al observarlo hablar con los medios de comunicación, finalmente le permitieron ingresar casi al final de la reunión. Ahí exigió al Municipio y a Pemex acelerar el saneamiento del río y acequias contaminadas.

FOTO: Raúl Palacios

MARCELA PERALES