zyntia vanegas
12 de abril de 2017 / 07:15 p.m.

MONTERREY.- Dentro de las actividades de Semana Santa, se encuentra la Misa Crismal donde los sacerdotes de la Arquidiócesis de Monterrey renovaron sus votos y el arzobispo Rogelio Cabrera López se encargó de bendecir los oleos en la Basílica de Guadalupe.

La celebración inició con una procesión que inició en la parroquia San Felipe y concluyó a las 12:00 horas en la Basílica, el recinto tuvo un lleno total de alrededor de 500 sacerdotes de diferentes parroquias.

En este evento también se realizó la bendición de los tres oleos que los sacerdotes utilizan para bautizar, confirmar y para la unción de los enfermos y que se llevan a cada una de las parroquias del estado.

Las actividades de la Arquidiócesis de Monterrey durante la Semana Santa continúan con misas, viacrucis y procesión del silencio entre otras.