AGUSTÍN MARTÍNEZ | LOURDES SOLER
25 de febrero de 2017 / 02:57 p.m.

MONTERREY.- La menor, Ana Cecilia, herida de un disparo en la cabeza fue dada de alta a las 16:00 horas del hospital Muguerza, ubicado al sur del municipio de Monterrey.

En entrevista con el médico de la pequeña, Rafael, su padre Antonio Diaz y su madre Ana Bertha, indicaron que la evolución de la menor es muy favorable, ya que camina, habla y escribe.

Su madre calificó este momento como un nuevo nacimiento.

"No tenemos palabras nada más de agradecimiento a Dios principalmente a los doctores a tanta gente que ha estado al pendiente de su estado orando por ella solamente agradecer", mencionó la mamá.

En tanto, su papá indicó que el día que salió del coma inducido, lo primero que pidió fue abrazarlos y un licuado de fresa.

"Lo primero que nos pidió fue un licuado de fresa. Ese día nunca se nos va a olvidar porque estábamos en un cuarto y a nosotros nos llamaron de cuidados intensivos que si podíamos bajar de dónde estaba ella y pues acabamos de ir hace un rato entonces no sabíamos para qué; y pues ahí vamos fuimos y la vimos la parada y con los brazos abiertos fue una fue una emoción increíble", describió el padre de la menor.

A pesar de recibir el impacto en el lado derecho de la cabeza, el neurocirujano indicó que no existe ninguna secuela. Sólo deberá realizar rehabilitaciones en su casa y le revisaran la vista de su ojo izquierdo.

Los padres agradecieron el trato de los médicos y de las personas que estuvieron al pendiente de Ana Cecilia.