AGUSTÍN MARTÍNEZ
8 de abril de 2016 / 10:45 a.m.

Monterrey.- El joven de origen camerunés que sufrió diversas heridas al ser atacado por un tigre en Guadalupe, fue dado de alta el jueves en el Hospital Universitario.

Cerca del mediodía abandonó el nosocomio Raoul Ngaha Wandgi, de 29 años, sin que se especificara con exactitud su condición de salud.

Trascendió que los médicos le curaron y suturaron las múltiples heridas que sufrió al ser mordido y desgarrado por el felino la mañana del miércoles.

Sin embargo, el personal del hospital no precisó en qué condiciones quedó su ojo derecho, que supuestamente se le había desprendido, ni tampoco si aún requería cirugía plástica reconstructiva.

De acuerdo con diversos informes, el joven africano resultó con desgarres severos en la parte derecha de la cara, con afectación en el globo ocular de ese lado.

También sufrió un traumatismo en el hombro derecho y fractura en el dedo pulgar izquierdo, además de heridas cortantes irregulares en la espalda, el tórax y los brazos.

El incidente que puso en peligro la vida del camerunés ocurrió en un terreno de la colonia Paraíso, donde un mago que se identificó como Eriko Trevensli Loures, de origen brasileño, tiene algunos vehículos de carga, y a la vez tenía la jaula con dos tigres.

Ambos felinos contaban con documentación para estar fuera de su hábitat, pero por lo pronto permanecerán en el zoológico del parque La Pastora hasta que la Procuraduría Federal de Protección Ambiental (Profepa) decida su destino.