8 de abril de 2014 / 08:47 p.m.

El niño declaró que en algunas ocasiones su padre lo han golpeado al igual que a sus hermanos cuando el hombre se encuentra en estado de ebriedad.

Monterrey.- El menor que resultó lesionado la madrugada de este martes derivado de una agresión de su padrastro, ya se encuentra en casa, mientras su madre se dio a la tarea de interponer la denuncia correspondiente.

Ricardo Marcelino García, de 10 años de edad, sufrió lesiones en la cabeza y brazos, por lo que fue trasladado a la Clínica 28, pero alrededor de las 4:00 horas fue dado de alta.

Rubén Darío, de 14 y hermano de Ricardo, comentó que la violencia por parte de Juan Posadas Carmona, tiene más de cuatro años.

Dijo que en algunas ocasiones lo han golpeado al igual que a sus hermanos muchas de ellas, cuando el hombre de 33 años de edad, se encuentra en estado de ebriedad.

"Anoche cuando nosotros estábamos dormidos y mi mamá llegó de trabajar y entonces mi papá estaba abajo tomando con el dueño de la casa y mi mamá se molestó y mi papá se quería llevar a los dos niños que eran de él, los más chiquitos y mi mamá le dijo que no, que no se los iba a llevar.

"Él empezó a mover un cuadro que estaba arriba de la cama de donde nosotros nos acostamos y fue entonces que le cayeron los vidrios a Marcelino y se fue enojado y todo con vidrios en la cara, él se fue y mi mamá se llevó a Marcelino al hospital vinieron por él", platicó.

Al cuestionarles si ha n sido víctimas de agresiones, respondió que sí.

"Me ha golpeado, no más me ha golpeado. Cuando me ha golpeado a veces se encuentra borracho y algunas veces no, él nos pega porque supuestamente nos portamos mal", expresó.

Su madre, Marisa García Hernández, de 31 años, acudió por la mañana a interponer la denuncia correspondiente.

En la vivienda marcada con el número 6314 de la calle Privada Mier y Noriega, habitan además de los menores Ricardo y Rubén, Francisco Eduardo, de 12 años; y sus hermanastros Juan de Jesús Posadas Carmona y María Isabel, de dos años.

MARILÚ OVIEDO