21 de octubre de 2014 / 02:59 a.m.

Monterrey.- Diputados locales criticaron el acarreo y la guerra sucia que se presenta en las redes sociales por o contra políticos, y dejaron en claro que no hay una regulación clara, pero existen resquicios legales para proceder contra esto.

Este lunes TELEDIARIO publicó que las redes sociales están siendo utilizadas por los políticos para denostar o criticar a otros mediante el uso de equipos de personas que se dedican a vigilar las redes sociales.

Se trata de una práctica nueva que se ha intensificado con la cercanía de las épocas electorales en Nuevo León.

En este sentido, el líder de la bancada local del PRI, Edgar Romo García, criticó el uso de cuentas falsas y la denigración de partidos o políticos, y advirtió que sí existe forma de regular y sancionar la guerra sucia en Nuevo León pese a que en internet no exista regulación.

"Lo que si no se vale es el generar cuentas falsas que no representan a los ciudadanos que dicen representar, sino simplemente son cuentas creadas por la misma persona, por eso exhortamos a que se haga un uso adecuado de las redes sociales, porque finalmente la ciudadanía es la que decide y va a decidir en base también a lo que identifica en las redes sociales sobre si son falsas o verdaderas, porque además son fácil identificarlas.

"Esto de las redes sociales también tienen las limitaciones que existen en la propia Ley Electoral de no generar guerra sucia", explicó Romo García.

Se trata de los artículos 40, 161 y 162 de la Ley Electoral del Estado que prohíbe la guerra sucia en tiempos electorales, lo que significa que la denigración de candidatos sí podría ser sancionada siempre y cuando sean tiempos electorales.

Juan Carlos Ruiz García, diputado local del PAN, al igual que Edgar Romo, advirtió que sí se puede evitar esta guerra sucia con la legislación local, pese a la reciente resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que declaró inconstitucional la legislación de Chiapas que buscaba sancionar las denigraciones contra políticos, partidos políticos o cualquier persona en redes sociales.

"A nivel local se pueden utilizar estos artículos con asistencia de un Notario Público para que certifique lo que en redes sociales se considere como calumnia y tratarlo localmente, creo que el órgano y el tribunal electoral podrían tener elementos en base a la legislación local para sancionar esto como calumnia.

"A nivel local sí existe legislación para impedir aquella propaganda que denigre y por otra parte, a nivel federal, con la resolución de la Corte, únicamente se tiene que comprobar que se está dañando la imagen de una persona que esté en campaña, cuando no esté en campaña te tienes que ir vía código penal por difamación".

Por su parte, Luis David Ortiz, diputado independiente, se mostró en contra de la censura, sin embargo, advirtió que de continuar la tendencia como hasta ahora, los diputados locales deberán legislar al respecto.

"Creo que la Ley Electoral es muy clara, y las denostaciones, la guerra sucia todo está regulado, creo que están adelantadas las campañas, todavía ni siquiera empiezan las precampañas claramente y ya empieza a haber esta situación de manchar al otro.

"No creo mucho en la censura o en el control, pero eventualmente si sigue presentándose esta situación pues tendrá que haber regulación al respecto".

Los acarreados digitales son aquellas personas pagadas para promocionar a políticos en busca de un puesto o bien para criticar a los contrincantes.

Este uso puede percibirse desde las elecciones presidenciales de 2012 y ha tomado revuelo al grado de implementar nuevas técnicas electrónicas de llegar a los votantes en 2015.

FOTO: Jorge López

REYNALDO OCHOA