14 de julio de 2014 / 11:13 p.m.

Monterrey.- Tras darse a conocer que el alcalde de Anáhuac, Desiderio Urteaga Ortegón, está incurriendo en tráfico de influencias diputados locales y federales aseguraron que él como los funcionarios de Gobierno del Estado que las autorizaron, serán sancionados.

A Urteaga Ortegón le fueron autorizados por parte del Cabildo y posteriormente del Gobierno del Estado, 20 licencias de venta de alcohol a su nombre y de su hermana.

Por lo que Rebeca Clouthier Carrillo, diputada local del PAN y presidenta de la Comisión de Vigilancia, señaló que la Ley de Alcoholes es muy clara en el sentido de que los funcionarios públicos no pueden beneficiarse con licencias de este tipo, por lo que esto recae como tráfico de influencias.

"Están cometiendo una ilegalidad al concederle las 20 licencias a su nombre, él como autoridad máxima, no puede estarse beneficiando con su puesto y en este caso al concederle las 20 licencias a su nombre está utilizando el tráfico de influencias, utilizando su puesto a favor de él", comentó.

Así mismo el Gobierno del Estado también estaría incurriendo en una ilegalidad al autorizar las licencias definitivas.

"El Estado debió parar las antenas y darse cuenta que esto era una irregularidad, sin embargo si ya se las otorgó también el Estado, por lo que veo, el Estado, que es quien debe velar por que los permisos se den adecuadamente, pues no está haciendo tampoco su chamba y está cometiendo también una ilegalidad".

La diputada del PAN mencionó que se analizará la cuenta pública del municipio y así emitir una sanción, para quienes resulten responsables.

"En las cuentas públicas que pertenezcan a ese municipio esperamos poder sancionar al alcalde por tráfico de influencias y por utilizar el puesto a su favor. Yo creo que aquí debería de haber una sanción tanto para el funcionario, como para quien le otorgó el permiso, que es su Cabildo y el Gobierno del Estado, ambos están cayendo en una ilegalidad y están violando la ley".

Por otra parte del diputado federal del PAN, Alfonso Robledo, argumentó que esto se debe a que la Ley de Alcoholes no contempla sanciones para quien la viole y de entrada dichas licencias.

"No tiene mayores consecuencias si la Ley de Alcoholes no tiene sanciones al respecto, si dice nada más no deben, pero no sanciona a quien se pase esto por el arco del triunfo, pues el alcalde puede estar muy contento, eso es lo malo de hacer leyes sin dientes o sin sanciones, que no castiguen a quien se atreva a incumplirlas y favorece el contubernio entre funcionarios estatales y municipales".

FOTO: Archivo

REYNALDO OCHOA