lourdes soler
16 de septiembre de 2016 / 06:03 p.m.

MONTERREY.- Ante la sanción impuesta al ex subsecretario de Administración, Rogelio Benavides Pintos, y los regaños contra los involucrados en el "cobijgate", los diputados locales calificaron esta situación como una burla e insulto para la ciudadanía.

El coordinador de la bancada panista, Arturo Salinas, parafraseó al mandatario estatal, asegurando que olvidó su amenaza de que a los corruptos se les acabaría la fiesta cuando él llegara al cargo.

"Creo que en palabras del gobernador 'los bandidos siguen de fiesta', es una ridiculez, la sanción que se está poniendo en este caso tan polémico, hablar de menos de 10 mil pesos de sanción para el funcionario que a todas luces cometió un ilícito me parece totalmente un insulto para los ciudadanos", expuso Salinas.

Por otra parte el líder de los priistas, Marco Antonio González, indicó que esta situación demuestra la persecución política que existe contra los militantes de un partido político y no un verdadero ataque contra la corrupción.

"Lo que si es que queda claro que es un sesgo partidista, que se tiene una persecución contra miembros de otros partidos políticos, sea PAN o sea PRI y vemos que el Fiscal, Ernesto Canales, prácticamente trabaja para 'El Bronco'”, destacó González.

Los legisladores indicaron que ante la falta de respuesta por parte de la Subprocuraduría Anticorrupción, acelerarán los trabajos para crear la figura de Fiscal Autónomo.