MULTIMEDIOS DIGITAL
11 de febrero de 2016 / 10:49 p.m.

MONTERREY.- La Procuraduría General de Justicia del Estado informó que los hombres que iniciaron el motín en el penal del Topo Chico la madrugada del jueves se encuentran a salvo.

Según el Gobierno del Estado, los sujetos identificados como 'El Z-27' y 'El Credo', ambos integrantes de cárteles de la delincuencia organizada, fueron los que iniciaron una disputa por el control del penal, lo que en poco tiempo se convirtió en una masacre en donde 49 personas murieron, entre ellas, cinco calcinadas.

La riña entre ambos comenzó desde noviembre del 2015, cuando 'El Z-27', fue trasladado del Cereso de Matamoros al penal de Topo Chico, donde ya estaba 'El Credo', ambos integrantes del cártel de Los Zetas.

"('El Z-27') vino a querer tomar el control del penal cuando ahí había otra persona apodada 'El Credo', obviamente se enfrentan los dos grupos... al que traen es a 'El Z-27' por una decisión absurda de un magistrado respecto a que este no necesitaba vigilancia extrema y mira lo que vino a provocar", dijo el Gobernador en una entrevista.

Iván Hernández Cantú
, 'El Credo', fue detenido en 2012, acusado de secuestro y venta de droga en los municipios de Juárez, San Nicolás, Guadalupe y Apodaca.

Juan Pedro Saldívar Farías, 'El Z-27', fue detenido en octubre de 2013 en el municipio de San Nicolás de los Garza, señalado como presunto jefe regional de Los Zetas, en Tamaulipas.

Hasta el momento ninguna autoridad ha revelado ni detallado más información respecto a los dos delincuentes, quienes no sufrieron daños tras el motín.