MARCELA PERALES
4 de octubre de 2016 / 08:16 a.m.

ARAMBERRI.- Previo a traficarlos, los fósiles son extraídos y una de las zonas de mayor saqueo es el ejido El Nacimiento, en el municipio de Aramberri.

Es en esta zona, donde los conocedores llegan para buscar restos o piezas con la intención de extraerlas.

"Es muy intenso el saqueo de mega fauna, incluyendo mamutes, caballos, incluso también mastodontes.

"Nos fueron robados del lugar del yacimiento donde estábamos explorando el hallazgo de un mamut entre otros, las mismas personas de la comunidad de El Nacimiento se llevaron varios huesos que recién habíamos escavado”, dijo Araceli Rivera, Arqueóloga del INAH.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia informó que el saqueo de fósiles se ha detectado en los municipios de Aramberri, Zaragoza, General Bravo, Vallecillo y Mina.

También en la zona citrícola, General Terán, Montemorelos.

"La gente ha tenido mayor posibilidad de enterarse que algunas rocas en las que ellos no veían nada, alguien les ha dicho pues mira esto es un caracol y tiene tal antigüedad y puede tener tal valor”, dijo la especialista.

Además de picar la piedra para extraer los fósiles, las familias aprovechan el vivir cerca de arroyos como este a donde llegan y caen cientas de piezas que son arrastradas por el agua, cuando llueve, desde lo más alto de la sierra.

La Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históticos, indica en su artículo 47 que el que realice trabajos materiales de exploración arqueológica, por excavación, remoción o por cualquier otro medio, en monumentos arqueológicos, sin la autorización del Instituto Nacional de Antropología e Historia, se le impondrá prisión de tres a diez años y de 73 mil hasta 220 mil pesos de multa.

La misma sanción se indica en el artículo 49 para quien comercialice.

El INAH ha hecho esfuerzos por fomentar el valor cultural y arqueólogico que tiene un fósil, sin embargo, pese a los altos costos, la gente ignora el valor y el delito, continúa.