13 de abril de 2014 / 10:55 p.m.

Monterrey.- Ha pasado una semana desde el accidente que terminó con la vida de Jovita Vela Rodríguez, madre de una niña de 4 años y que además tenía 7 meses de embarazo.

El cuerpo del bebé nonato está desaparecido desde entonces, y los familiares no sienten paz y reclaman rapidez en la investigación.

Jaime Cuellar Garza, esposo de Vela Rodríguez y ahora padre soltero de la pequeña Arely de 4 años, no comprende por qué hasta el momento no hay detenidos, y él o sus familiares no son llamados a declarar para dar su versión.

Testimonios de familiares señalan al hospital de Pemex en Cadereyta, donde la madre de familia de apenas 27 años ingresó aún con vida y con el producto en el vientre.

El cuerpo del bebé pesaba, un kilo 900 gramos y medía 43 centímetros, según informaron los familiares que un médico de la clínica, les reveló a pesar de que este dijo que no debió dar esa información.

Los testimonios de los familiares acusan de poca claridad y avance en la investigación, incluso de mala comunicación del personal del Hospital de Pemex, que no informaron al Semefo, que recogerían también el cuerpo del bebé, no sólo el de la madre.

Vecinos, amigos y familiares de la familia Cuellar Vela en el ejido Palmitos en Cadereyta, con pancartas manifestaron unirse al dolor de su pérdida y a la exigencia ante la autoridad porque aparezca el bebé, ya sea vivo a muerto.

Trascendió además que el director del Servicio Médico Forense, Eduardo Villagómez Jasso, tiene fotografías que muestran que cuando el cuerpo de la madre llegó procedente del hospital de Cadereyta, el producto no estaba en la misma bolsa, lo único que había era un recipiente con placenta.

Guadalupe Sánchez