DANIELA MENDOZA / MILENIO DIGITAL
21 de julio de 2015 / 02:20 p.m.

Monterrey.- Por ultimar a una joven pareja en Nuevo León y alterar la escena del crimen un militar fue sentenciado anoche a 18 años de prisión.

El juez federal Eustacio Salinas Wolberg dio esta condena sin precedentes en el Estado, este lunes 20 de julio por la noche. Es la primera vez que un juez civil dicta sentencia a un elemento de la milicia.

El soldado dio muerte a Rocío Elías Garza y su esposo Juan Carlos Peña Chavarría en 2010, durante un enfrentamiento en el municipio de Anáhuac.

La joven pareja, que dejó en la orfandad a un par de niñas, quedó en medio del fuego cruzado en un enfrentamiento en este municipio al norte del Estado; inicialmente solo habían sido heridos, y cuando Rocío bajó del vehículo para solicitar ayuda, fue acribillada y también su esposo.

En la investigación se encontró, que al darse cuenta del error, el efectivo intento modificar la escena, sembrando armas en el vehículo de Rocío y Juan Carlos, quienes ese día salían de su trabajo en una planta manufacturera.

Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos y el grupo Amores, se habían mantenido insistiendo en que se dictara una sentencia cuanto antes, incluso, apenas la semana pasada acudieron a la sede de los juzgados federales a dejar una petición firmada por diversas organizaciones estatales, nacionales e internacionales.

Finalmente el lunes, la tan anhelada sentencia llegó y Juan Ortiz deberá cumplir 18 años en prisión, mientras que Alain Josué Reyes y Francisco Meléndez, fueron absueltos.

Al respecto, Consuelo Morales de Cadhac consideró un logró está sentencia, sin embargo, el director jurídico de la asociación, Carlos Treviño, dijo que buscará apelarla ya que no se trató de un homicidio simple intencional, sino en un homicidio calificado, dadas las circunstancias del caso.

Asimismo apelarán la absolución de los otros dos militares, pues consideran que al haber cambiado la versión de los hechos, impidieron al pronta acción de la justicia, además de que afirman que ayudaron a modificar la escena del crimen.