MILENIO DIGITAL
9 de marzo de 2017 / 08:51 a.m.

MONTERREY.- La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación otorgó un amparo a Alejandro Rueda López, para que se le juzgue como menor de edad, pues fue acusado de participar en el homicidio de la chef repostera Roxana Moya Gutiérrez, tras un asalto en la Colonia San Jerónimo, en septiembre de 2013.

El quejoso alegó que el delito del que se le acusa se cometió tres horas y 14 minutos antes de que cumpliera 18 años de edad; sin embargo, dichos argumentos no le sirvieron al momento de su detención porque un juez del fuero común ordenó procesarlo como adulto, motivo por el cual se le dictó auto de formal prisión como probable responsable de homicidio calificado.

A propuesta del ministro Jorge Mario Pardo Rebolledo, la Sala estimó que Alejandro comprobó con documentales, que el día de los hechos le faltaban tres horas para la mayoría de edad, por lo que ahora debe ser juzgado como menor; los ministros señalaron que fue correcta la resolución del juez federal.

El juez federal consideró que la edad del quejoso al momento de cometer los delitos, se debía calcular desde la hora exacta en que nació, por lo cual, al momento del hecho delictivo, aún no había cumplido los 18 años de edad y, por lo mismo, de acuerdo al Código Penal del Estado, era inimputable.

La Primera Sala señaló que la legislación penal de Nuevo León no ofrece una respuesta clara para determinar la manera en que se debe computar la edad de los sujetos penales, porque no establece si debe hacerse por días a partir de las cero horas en el día del nacimiento, o bien, realizarse de momento a momento, es decir, a partir de la hora y minuto en que el nacimiento ocurrió; su legislación, agregaron los ministros, sólo se limita a señalar que la ley se aplicará a las personas a partir de que cumplan 18 años.