AGUSTÍN MARTÍNEZ
6 de octubre de 2017 / 08:45 p.m.

MONTERREY.- Los estudios periciales practicados en el Servicio Médico Forense no arrojaron aún la causa del fallecimiento del menor de dos meses, que se encontraba bajo los cuidados de una guardería en San Nicolás.

Una fuente allegada a las investigaciones indicó que fue descartado cualquier indicio o signo de violencia, por lo que será necesario el desahogo de pruebas de Patología.

Lo anterior con el propósito de establecer si el bebé tenía algún padecimiento de salud que no había sido detectado por sus padres, y que en su caso dio lugar a la muerte.

Por el momento el agente del Ministerio Público adscrito al CODE de San Nicolás integra la respectiva carpeta de investigación y espera los resultados de los análisis.

Aunque al principio de manejó que el pequeño pudo haber sufrido una broncoaspiración, los peritos no lo confirmaron, por lo que se cree que hubo una alteración en sus condiciones de salud.

Este caso fue reportado poco antes de las 16:00 horas del jueves en el Centro Médico Santo Domingo, que se localiza en la avenida del mismo nombre, en la colonia Las Puentes, de San Nicolás.

Como Damián Alejandro fue identificado el ahora occiso, de tan sólo dos meses de nacido y quien tenía su domicilio en Monterrey.

El menor estaba bajo los cuidados del personal de la guardería “Pequeños Genios”, que está ubicada en la colonia Valle de Santo Domingo.

Los agentes de la Policía Ministerial recabaron la declaración de la directora de la institución, quien indicó que Damián había sido dejado por padres como a las 11:30 horas.

La madre le comentó que había ingerido alimento una media hora antes, en casa. Transcurrieron varios minutos, en los que el niño permaneció con toda normalidad en un portabebé y en una cuna.
Después del mediodía se quedó dormido, siendo revisado por el personal en forma regular hasta las 15:00 horas, observando que respiraba.

Fue como a las 15:15 cuando se dieron cuenta de que el menor ya no estaba respirando y no reaccionaba, por lo que de inmediato lo llevaron a la clínica, pero desafortunadamente llegó sin signos de vida.


pjt