20 de febrero de 2014 / 06:40 p.m.

Monterrey.- Han pasado casi tres semanas de la agresión en contra de un aficionado de los Tigres afuera del estadio Tecnológico, y el único responsable identificado por las autoridades continúa prófugo.

La tarde del jueves este medio acudió a la vivienda del supuesto agresor, en el poniente de Monterrey, pero encontró el inmueble prácticamente abandonado y sucio.

La casa, ubicada en la calle Solidaridad número 100, en el primer sector de la colonia Valle de Infonavit, no ha sido visitada por nadie, dijeron habitantes del sector.

Desde hace 20 días no se ha visto ni a la propietaria y ni a ninguno de sus tres hijos, entre ellos Ricardo Caldera Guevara, de 19 años y aficionado del equipo de futbol Monterrey.

“Pues no ha venido nadie. La casa está sola desde ya muchos días y no sabemos dónde está la señora”, comentó una mujer que radica en la calle Tercera Privada.

Hasta hace unos días el inmueble era “custodiado” por un perro, pero el animal ya no está y sólo quedaron desechos y basura.

Mientras un foco sigue encendido junto a la puerta principal, los recibos y correspondencia sigue acumulándose en el buzón.

“No sabemos si el perrito se murió o se lo llevaron. Al principio alguien venía a dejarle comida y agua al perro, pero ya no lo hemos visto”, recalcó la entrevistada.

Su familia y el propio Ricardo Caldera han sido descritos por sus vecinos como poco sociables, casi no entablan comunicación nadie y son reservados.

Trascendió que elementos de la Policía Ministerial siguen en la búsqueda de Caldera Guevara, para que responda por las lesiones causadas a Cruz Alvizo Domínguez, de 24 años.

Los hechos ocurrieron la noche del pasado 1 de febrero afuera del estadio Tecnológico, tras la culminación del Clásico entre los Rayados y los Tigres.

Alvizo Guevara resultó con fracturas en los pómulos y la nariz al ser atacado por varios fanáticos albiazules; fue intervenido en el hospital de Zona y se recupera en su vivienda de la colonia Tierra Propia, en Guadalupe.

Horas después del incidente Ricardo Caldera publicó en su perfil de Facebook que había participado en el caso, jactándose de los golpes que le propinaron al seguidor felino.

Agustín Martínez.