SANDRA GONZÁLEZ
3 de septiembre de 2016 / 03:45 p.m.

MONTERREY.- Habitantes de la zona norte del municipio de Monterrey denunciaron el peligro que representan las calles y avenidas, pero no por el tránsito vehicular sino por los enormes baches.

Un ejemplo de ello es la colonia San Bernabé, noveno sector, en el cruce de Esquisto y Aztlán, justo a un costado de la Estación Talleres del Metro. Ahí los chóferes de transporte urbano, automovilistas y peatones tienen que sortear los pozos de más de dos metros de longitud y más de medio metro de profundidad tienen que arriesgarse para cruzar.

El peligro incrementa con las lluvias pues los encharcamientos esconden los baches.

Por otro lado, en la zona de la "Y"  cientos de usuarios de transporte urbano transitan diariamente, la cuál están expuestos a accidentes por las grietas, hundimientos y registros abiertos.

Sin embargo, esta problemática no solo surge en las avenidas Colón y Madero, sino también en la prolongación de esta misma avenida que se convierte en Miguel Alemán, y en la calle Antonio I. Villarreal.

Transeúntes y comerciantes refirieron que la zona siempre ha estado así.