ALEXANDRA AMAO
1 de agosto de 2016 / 05:47 a.m.

MONTERREY.- Si bien los puentes peatonales no tienen el uso que deberían, existe uno en específico que pudiera ser de mucha utilidad aunque lamentablemente no es así.

Se trata de la obra ubicada en el cruce de Churubusco y Los Ángeles en San Nicolás en donde uno de los extremos va a dar hacia una parada de camiones y el otro hacia una jardinera donde las personas pueden caminar sin problema.

A simple vista no le falta nada, tiene las escaleras completas, no hay deterioro en la pintura pero lamentablemente tiene un defecto en su construcción y perjudica a las personas con discapacidad que lo pudieran utilizar.

Y es que la serie de rampas que conectan con el puente para subir en silla de ruedas tienen un desperfecto en uno de sus tramos que impide el paso.

Algunos de los peatones que esperaban su transporte en una de las esquinas opinaron con respecto a esta modalidad.

Pese a que la edificación incluyente pudiera atraer mucho beneficio a quienes lo necesitan, lo cierto es que mientras la obra no logre concretarse, la implementación de rampas no tendría razón de ser