13 de agosto de 2014 / 10:37 p.m.

Monterrey.- Al señalar que los trabajos en la Línea 3 del Metro han sido complicados, ya que se han registrado varios accidentes, el secretario de Obras Públicas del Estado, aseguró que insistirán con los consorcios constructores para que se realicen las adecuaciones necesarias al momento de maniobrar y deben asegurar las columnas.

"Hay que entender que es una obra muy complicada, que estamos trabajando con columnas complicadas mucho más altas de lo regular, esto no justifica ningún accidente que se ha de tener, debemos de estar muy pegados con ellos", mencionó Luis Marroquín Salazar.

Sostuvo que ya se han tenido conversaciones y que incluso se les ha solicitado que al momento de armar la cimbra éste presente una grúa de 20 toneladas para sostener los elementos constructivos.

"Hemos tenido reuniones con los consorcios constructivos y hemos insistido en este caso estas columnas son columnas que hemos tenido problemas en el armado del vaciado, esto ha sido antes de llegar al colado, se tensan con cuatro cables tensores para pode asegurar la estabilidad, pero hay un punto que es el más crítico que es cuando vamos a armar la cimbra, tenemos que retirar algunos de estos tensores que es cuando ha sucedido estos incidentes.

"Estamos insistiendo con los consorcios, para que además de los cables tensores podamos tener solamente en el armado de la cimbra una grúa de más de 20 toneladas que esté sosteniendo este arma", comentó.

El funcionario confía en que no se vuelvan a repetir los accidentes y aseguró que no existe ningún tipo de sanción para los consorcios.

"No hay una sanción, no hay un costo tampoco para el estado, sin embargo lo que más estamos cuidando es la seguridad de los trabajadores y la integridad de los constructores o peatones que pasan", expresó.

Señaló que han sido muy estrictos en los trabajos y los trabajadores están bien capacitados.

Detalló que existen unos 800 empleados en las obras de Barrio Antiguo a Félix U. Gómez; mientras que en la planta de Moyeda que es donde se construyen las vigas existen poco más de 600.

FOTO: Especial

MARILÚ OVIEDO