7 de marzo de 2014 / 09:38 p.m.

La tarde del jueves fue asesinado a tiros un hombre que atendía el negocio, pero hace dos meses, un cuñado de él, de origen hondureño, corrió con la misma suerte.

Monterrey.- Habitantes del sector de la colonia Independencia se mostraron temerosos ante la ola de violencia que se ha generado en las últimas semanas, y que ya cobró la vida de dos personas en una vulcanizadora.

La tarde del jueves fue asesinado a tiros un hombre que atendía el negocio, pero hace dos meses, un cuñado de él, de origen hondureño, corrió con la misma suerte.

Las personas pidieron mayor presencia policiaca y la realización de operativos, pues constantemente se escuchan detonaciones en esa zona del sur de Monterrey.

El inmueble donde fue perpetrado el crimen permanece cerrado y los habitantes del sector se niegan a hacer comentarios en torno a las dos víctimas mortales.

Trascendió que al menos uno de ellos vivió con su pareja a media cuadra del sitio, por la calle Tlaxcala.

La víctima del caso más reciente se llamaba Roberto Reyna Peña, de 40 años de edad y quien anteriormente vivió en ese barrio. Él recibió un disparo en el cráneo.

El pasado 10 de enero fue asesinado de la misma forma un hombre de origen centroamericano que atendía la vulcanizadora, y quien era conocido como "El Honduras".

Se estableció que este individuo era cuñado de Roberto y también fue sorprendido por desconocidos que arribaron en un automóvil compacto.

Las autoridades detectaron algunas similitudes en ambos casos, entre estas el hecho de que no se encontraron casquillos en el lugar de los incidentes.

Los hechos más recientes ocurrieron alrededor de las 14:30 horas del jueves en el negocio de reparación de llantas ubicado en la calle Libertad, casi esquina con Tlaxcala, en la colonia Independencia.

Dentro del inmueble quedó sin vida Reyna Peña, quien tenía alrededor de dos semanas de haber reabierto el establecimiento que carece de razón social.

La Policía Ministerial aún desconoce si se trató de ajustes de cuentas o fue un ataque directo en represalia por la negativa a pagar cuota al crimen organizado.

AGUSTÍN MARTÍNEZ