19 de julio de 2016 / 07:05 p.m.

MONTERREY.- En caso de que el ex gobernador Rodrigo Medina de la Cruz no asista a la audiencia que tiene programada para el próximo 28 de julio, lo que sigue es solicitar una orden de presentación policial, así lo consideró el subprocurador Anticorrupción, Ernesto Canales.

El funcionario estatal aseguró que los amparos que ha promovido el ex mandatario estatal no impiden su comparecencia ante un juez de control en la fecha antes mencionada.

"Hasta ahorita de los amparos que hemos sido notificados, ninguno afecta el desarrollo de las audiencias de la semana que entra", dijo.

¿Están obligados a presentarse?

"Así es", respondió.

¿En caso de que no acuda qué sigue?

"Lo que procede en caso de que no acuda es exigirles que estén presentes a través de una orden de presentación policial", contestó.
Canales descartó que eso sea similar a una orden de aprehensión.

"No es orden de aprehensión en el sentido tradicional como se conoce, es una orden de presentación", aclaró.

Dicha orden sería ejecutada, indicó, por la autoridad más cercana al domicilio del ex gobernador.

"Depende del ámbito en el que se encuentre (puede ser) la policía estatal, municipal o federal.

"En realidad eso depende de dónde consideremos que tenga su domicilio el ex gobernador", concluyó.

El subprocurador anticorrupción adelantó que al igual que con la audiencia de la ex alcaldesa Margarita Arellanes, también estará presente en la de Rodrigo Medina de la Cruz.

El pasado 15 de julio MILENIO Monterrey dio a conocer que el ex gobernador Rodrigo Medina de la Cruz tramitó un amparo en el Juzgado Quinto de Distrito en Materia Penal contra una serie de acciones de las autoridades de justicia del fuero común de Nuevo León, entre las que destacan la confiscación de bienes, multa excesiva y destierro.