MARILÚ OVIEDO
20 de julio de 2015 / 10:39 a.m.

Monterrey.- El río San Martín está seriamente contaminado. Los márgenes del cauce que se ubica en los límites de los municipios de Monterrey y Escobedo tienen cansados a los vecinos de las colonias aledañas. Además de animales muertos y los olores fétidos que éstos expiran, los habitantes también se enfrentan a la quema de basura, en especial de neumáticos, la cual ocurre a todas horas.

Durante un recorrido por el sector, el equipo de TELEDIARIO presenció tres quemas de basura, contaminación que no sólo afecta a unas 100 familias de la colonia Arboledas de San Bernabé, en Monterrey, sino a quienes viven de manera irregular en los márgenes del río.

"Que ya no quemen llantas porque ya no podemos salir al porche ni nada porque hay mucho humo, hay muchas partículas negras de la quema de llantas, ya no podemos abrir nuestra ventana libremente. Siempre tenemos que tener la ventana cerrada aunque aiga (sic) mucho calor", reveló Alma González, afectada del sector.

El río San Martín se ha convertido en el basurero de los carretoneros y de otras personas sin que alguna autoridad haga algo.

Contaminación en río San Martín
Los vecinos estiman que son alrededor de 150 familias las que se encuentran de manera irregular en las orillas del río | MARILÚ OVIEDO

"Que vengan y nos ayuden, porque es por la salud de nosotros, de los niños de terceras personas, de la primera edad o tercera edad, más que nada para que se le haga un llamado de atención a las personas que hacen ese daño a las terceras personas", exigió Jorge de la Cruz.

Los vecinos estiman que son alrededor de 150 familias las que se encuentran de manera irregular en las orillas del río. Aunque a muchos se les dieron pies de casa en otros lugares no se fueron y prefieren rentarlas.

Contaminación en río San Martín
Silvia Covarrubias y su familia recorren el río en la pepena de chatarra para venderla por kilo | MARILÚ OVIEDO

'PEPENAR COMO ESTILO DE VIDA'

Silvia Covarrubias tiene 25 años viviendo a la orilla del río San Martín en Escobedo. Su casa es un tejaban. Tras el paso del huracán Álex la autoridad -aunque no recuerda cuál-, le ofreció un departamento para ser reubicada, pero debido a errores en el acta de nacimiento nunca se concretó la entrega.

"Mi nombre estaba mal y el de mi hija porque se los puse al revés, como está registrada como madre soltera yo le puse los apellidos de su papá. ¿Por eso se les complicó el trámite? Sí. Pues ahí siguemos (sic) en el río", denunció Silvia Covarrubias.

Al paso de los años se ha ido adaptando al estilo de vida. Todos los días se levanta a las siete de la mañana y junto a su familia recorre el río en la pepena de chatarra para venderla por kilo.

Contaminación en río San Martín
Desde hace dos semanas la pipa no les ha llevado agua. En estos casos se van a bañar al río | MARILÚ OVIEDO

"Chatarra, lo que es chatarra. ¿Y luego a venden? Sí, la vendemos. ¿Esas son latas? Sí, son latas. ¿Y más o menos cuánto le pagan, es poquito? Según lo que pese (dijo el hijo)… ¿el kilo cómo en cuánto se los pagan? En 2.50 ¿2.50? sí. ¿Y eso aproximadamente cuánto es? Es que viene revuelto, Silvia Covarrubias.

Desde hace dos semanas la pipa no les ha llevado agua. En estos casos se van a bañar al río.

"Lo que es para bañarse, lavar vasijas y para lavar, pero para lavar le digo aquí venimos a lavar, a bañarnos (…) nosotros lo hacemos nada más por los niños, porque tenemos niños chiqiuitos y se nos llegan a deshidratar con el agua", reveló Silvia.