MAYTE vILLASANA
10 de junio de 2015 / 09:12 a.m.

Monterrey.- Las bajas temperaturas no son una excusa para dejar de ir a trabajar. Miles de regiomontanos dejan el frío bajo las cobijas y salen en búsqueda del sustento diario. Un ejemplo claro son mecánicos, carpinteros, policías y otros trabajadores que para poder ejecutar su oficio se mantienen a la intemperie.

Enrique Martínez ha boleado los zapatos de los regios desde hace un año. Su herramienta de trabajo y su silla se ubican en la esquina de Hidalgo y Cuauhtémoc, en el centro de Monterrey.

"Aquí estamos a pesar del frío, soportándolo. Qué más le hacemos, tenemos que salir a trabajar. Mi esposa me ayuda con el sustento para la familia, ella trabaja en una casa, pero no es suficiente. Yo hago trabajos de albañilería, pero en mi tiempo libre estoy aquí boleando zapatos.

"Si mañana llueve no voy a poder trabajar porque no se pueden bolear con ese clima. Nos enfrentamos a todos los climas todo el año. La lluvia, el sol, los calorones, el frío, de todo nos toca. En este inicio del año me ha ido bien. El frío se siente, pero la gente sí ha animado, ojalá que se componga", añade.

Empleos frío
Antoni Ramírez levanta las hojas de los enormes árboles y desempolva las jardineras cualquier día de la semana | MAYTE VILLASANA

Metros más adelante Antoni Ramírez limpia con alegría el adoquín del paraje Morelos; levanta las hojas de los enormes árboles y desempolva las jardineras. Ambos desconocen la existencia del otro, pero sus historias no son tan distintas: laboran a la intemperie y bajo las condiciones de cualquier clima que se presente en la entidad.

Antoni también es padre de familia. Su área de trabajo se desenvuelve en un ambiente frío. Desde hace dos años labora para el municipio de Monterrey barriendo y limpiando las calles y avenidas de la capital del estado.

"Mi motivo para venir a trabajar es mi familia. Estoy casado y tengo una niña. Empiezo a trabajar tarde y como quiera termino temprano. El municipio me dio la planta aquí (en la calle Morelos). Entro a las siete y salgo a la una. Tengo la tarde libre para estar con ellos", señala.

El joven de 19 años revela su estrategia para combatir el frío: un buen suéter, guantes y ropa térmica, quien asegura que está satisfecho en su trabajo, ya que asegura que se ha adaptado a sus labores.

Empleos de frío
Para esta mujer su estrategia para combatir el frío es su propio empleo: se dedica a dar masajes en la Macroplaza | MAYTE VILLASANA

LA FAMILIA, EL PRINCIPAL MOTOR

La señora Amelia Cruz mitiga el frío de algunos ciudadanos que sufren de estrés y por obligación debe mantener el calor en sus manos. Se dedica a dar masajes en la Macroplaza. Su estrategia para combatir el frío es su propio empleo. Debe trabajar ahí para llevar el alimento a sus dos hijos.

"Cuando tengo algún cliente se me quita un poco el frío y el sol nos acompaña, pero eso sí, cuando está nublado un café me ayuda para controlar el titiriteo. Si no se me quita se me olvida", comparte entre risas la empleada municipal.

Un guardia de seguridad se hidrata adecuadamente para adaptarse a las bajas temperaturas. Julio César Gómez trabaja bajo la observación y la acompaña con chocolate caliente que rellena en cualquier Seven Eleven.

"Sí hace frío. Me abrigo bien. Traigo varias camisas abajo y luego el suéter y luego el uniforme (…...) Tengo que estar bien despierto, que no se me baja nada ni nadie", narra con carcajadas el joven que labora para una empresa privada que brinda servicio a un conocido hotel de Monterrey.

Los policías estatales también se exponen al frío y a la lluvia, pero sus trajes, que sólo les permiten tener al descubierto sus ojos, podrían asegurarles un abrigo para esta temporada. Sus chalecos antibalas, sus botas y sus pasamontañas seguramente los protegerán de las bajas temperaturas durante los primeros dos meses de este 2015.

Empleos de frío
Agentes de tránsito y otros tantos trabajadores, salen a trabajar pese al frío, ya que la necesidad simplemente es la que los mueve | MAYTE VILLASANA

De acuerdo al Servicio Meteorológico Nacional (SMN) desde la tarde del martes se registrarán lluvias y temperaturas hasta por debajo de los cinco grados centígrados, lo que dificultará el trabajo de los regios que desempeñan sus oficios en las principales calles y avenidas de la zona metropolitana.

Sin embargo, así como ellos, miles de vendedores en cruceros, comerciantes ambulantes, agentes de tránsito y otros tantos trabajadores, salen a trabajar pese al frío, ya que la necesidad simplemente es la que los mueve.

Si el cuerpo se enfría corre el riesgo de contraer hipotermia, en donde se pierde habilidad de realizar tareas complejas, en una fase más avanzada la lentitud se hace más evidente en el afectado, teniendo dificultad al hablar y realizar alguna otra actividad. Tome precauciones, sáquele la vuelta al frío y a las enfermedades.