EDUARDO MENDIETA
11 de octubre de 2015 / 08:04 p.m.

Monterrey.- Diputados del Congreso local buscarán revertir la licitación pública de la recolección de basura que pretende el municipio de Juárez al proponer "candados" para prohibir que los alcaldes salientes realicen contratos a largo plazo.

En entrevista telefónica, el diputado Felipe de Jesús Hernández Marroquín, de la bancada del Partido Verde Ecologista de México y presidente de la Comisión del Medio Ambiente en el Congreso local, afirmó que esta situación genera sospechas por parte del alcalde Rodolfo Ambriz.

“Tenemos que ver en el Congreso qué medios podemos usar para modificar eso, tanto los municipios como el Estado, (evitar) la facultad de adquirir compromisos a largo plazo o endeudamientos ya cuando se están yendo los alcaldes.

“Nos parece muy sospechoso, pero la bancada nuestra y con los demás diputados vamos a ver cómo se puede hacer para cambiar esto. Vamos a poner a trabajar a nuestra gente para ver en el marco legal de nuestras competencias qué podemos hacer para cambiar esto, y quiero subir al Pleno para hacer fuerte la protesta de este asunto y ver para entonces qué instrumentos legales (se pueden aplicar) para modificar esto”, indicó.

Desde el sábado, el alcalde electo Américo Garza Salinas acusó a su homólogo actual, Rodolfo Ambriz, de pretender aplicar una licitación "fast track” para el servicio de recolección de basura de manera irresponsable, ya que le quedan menos de 20 días de concluir su mandato.

Sin conocerse en nombre de las compañías proveedoras participantes, el munícipe entrante afirmó que se busca concesionar el servicio de basura a 15 años en la recta final de la gestión de Ambriz, en lugar de dejárselo a su sucesor, por lo que sospecha de presuntos actos de corrupción.

Garza ya tiene un acuerdo con la actual empresa prestadora del servicio Proactiva o Setasa, de reconocer el adeudo de siete millones de pesos y presentar un esquema de pago, una vez que él tome cargo.

Ambriz hizo un contrato por tres años con Proactiva o Setasa y finaliza el 30 de octubre del 2015. Además se revocó la concesión con la empresa Domos Tierra (antes Proterra), que estaba contratada desde tiempos del alcalde priista Heriberto Treviño.

Aunque respeta la autonomía de los municipios, el diputado local del PVEM pidió una investigación, ya que estas prácticas cada vez más se registran sin que nadie tome medidas.

“Sí (vamos a investigar), obviamente que el municipio tiene autonomía, pero esto nos sirve al Congreso como un ejercicio de lo que está pasando y es una práctica que cada vez se ve más frecuente”, dijo Hernández Marroquín.

Indicó que se la hace sospechoso que el municipio haya cancelado un contrato con la anterior empresa y posteriormente busquen agilizar otro al término de la gestión panista.

“Primero cancelan un contrato que no estaba en vigor y luego otra junta extraordinaria para consensar un nuevo contrato por 15 años, pero, ¡caray!, eso deja mucho qué pensar, eso no se ve bien, a todas luces hay algo oculto, porque tuvieron mucho tiempo para arreglar el problema de la basura y no lo hicieron.

“El alcalde ya se va y se va a ver muy mal lo que intentan hacer, deja mucho qué pensar, ésa es una decisión del alcalde entrante, que fuera el que hiciera ese convenio de la licitación de la basura”, indicó Hernández Marroquín.