SYNDY GARCÍA
11 de julio de 2016 / 12:28 p.m.

Monterrey.- Las técnicas de reproducción asistida como la fertilización in vitro y la inseminación intrauterina han ido al alza en los últimos años en Nuevo León.

Tan sólo en el Centro de Fertilidad IECH de la entidad, los ciclos de fertilización in vitro han aumentado un 35 por ciento en los últimos tres años.

Mientras que en 2013 se realizaron 468 fertilizaciones in vitro, en 2014 el número pasó a 492, y en 2015 a 630.

En el caso de la inseminación intrauterina, de 2013 a 2015 se reportaron más de 4 mil 546 ciclos.

Pablo Díaz Spíndola, director del Centro de Fertilidad IECH, explicó a MILENIO Monterrey que el motivo por el cual se buscan tratamientos de reproducción asistida se debe a que casi dos de cada 10 parejas tienen problemas para tener hijos.

Detalló que mientras en 1970 la infertilidad era de un 8 por ciento en promedio, esta fue aumentando hasta llegar aproximadamente al 18 por ciento en México.

"Ha ido en aumento porque la mujer está buscando en etapas más avanzadas de su vida embarazarse; antes la mayoría se embarazaba a los 18, 20, 22 años.

"Ahora primero quieren terminar la escuela, desarrollarse profesionalmente, tener casa, carro, boda o viajes, y al final se acuerdan de que quieren tener una familia y muchas están postergando la maternidad, sin darse cuenta de que a lo mejor pueden tener un problema de infertilidad", mencionó el especialista.

Entre los factores que también influyen en la fertilidad de la persona, dijo, se encuentra el estilo de vida y lo que consumen.

Destacó que el tabaquismo, alcoholismo, la drogadicción, así como la obesidad, han sido agentes que también obstaculizan la posibilidad de embarazo en una persona.

El especialista añadió que para ayudar a una pareja a concebir un hijo se pueden utilizar técnicas como la inseminación intrauterina y la fertilización in vitro, sin embargo, advirtió que no todos los tratamientos pueden ser efectivos.

Mencionó que mientras el 85 por ciento de quienes buscan tratamientos puede llegar a embarazarse, se tiene un 15 por ciento de los procedimientos donde no hay éxito.

"Un tratamiento de reproducción asistida tiene una tasa de fertilidad promedio del 40 a 45 por ciento en promedio y una inseminación intrauterina entre el 15 y el 20 por ciento por intento.

"El éxito de un tratamiento de reproducción asistida se basa en la edad de la mujer, en la edad de la paciente", explicó.

Para quienes no tienen óvulos o espermatozoides, el director del Centro de Fertilidad IECH indicó que existen alternativas y se pueden utilizar muestras donadas.

El especialista en ginecología y obstetricia destacó que generalmente en el banco de IECH se utilizan por mes entre 10 y 15 óvulos donados; y de espermatozoides se emplean aproximadamente 40 muestras.

Los costos de las inseminaciones intrauterinas pueden ir desde los 5 mil a los 10 mil pesos, lo cual incluye el medicamento, la consulta y el tratamiento.

En el caso de la fertilización in vitro, el procedimiento puede tener un costo promedio de 80 mil pesos, o bien puede variar de los 35 mil a los 220 mil pesos.

Pacientes de Nuevo León, Tabasco, Quintana Roo, Coahuila, Tamaulipas, así como originarios de Estados Unidos, Colombia, Guatemala y de Australia, son quienes se han atendido en la entidad para someterse a tratamientos de reproducción asistida.

Claves:

Fertilización in vitro:
Procedimiento donde se extrae óvulo de la paciente y esperma del varón para trabajarse en un laboratorio, formar embriones y posteriormente transferirlo.

Inseminación intrauterina:
La técnica consiste en colocar el espermatozoide previamente activado y limpiado dentro de la matriz de una paciente cuando ella está ovulando.