SANDRA GONZÁLEZ @sandragonzalezc
21 de marzo de 2017 / 06:57 p.m.

MONTERREY.- A partir de esta semana, los casos que conozca la Subprocuraduría Anticorrupción pueden acabar en el perdón a los responsables, gracias a la entrada en vigor de la figura de Criterios de Oportunidad.

Este modelo se contempla en el Código Nacional de Procedimientos Penales y en el Código Procesal Penal para Nuevo León, y permite cerrar definitivamente un caso en el Sistema Penal Acusatorio no solo a la dependencia anticorrupción, sino en todos los procesos que lleve la Procuraduría de Justicia.

Bernardo González Garza, titular de la dependencia, emitió este lunes los criterios que se deben cumplir para otorgar este beneficio y el procedimiento de cómo se debe hacer.

Ahí se establece que el criterio de oportunidad aplica para quien esté sujeto a proceso pero que no tenga privativa de la libertad, se trate de delitos patrimoniales cometidos sin violencia y cuando la razón del delito resulte desproporcionada o irrazonable de la persecución penal.

Y no aplica en casos como: violencia familiar, delitos fiscales, delitos que afecten gravemente el interés público y en perjuicio de la administración pública.

Así, el Ministerio Público que considere que el caso se puede cerrar antes de llegar al juicio, tendrá que solicitar a través de sus agentes al superior inmediato, en este caso al Procurador.

El visto bueno solo lo puede dar el Procurador y a quien él designe, pero sólo a quienes tengan la categoría de Subprocurador, Titular de Unidad, Director General o equivalente.

En este caso, junto a los lineamientos se publicó un acuerdo para que el titular de la Subprocuraduría Anticorrupción, Ernesto Canales, tenga el poder de aplicar el criterio de oportunidad.

El criterio de oportunidad puede aplicarse en cualquier momento hasta antes del juicio, siempre que el daño causado a la víctima u ofendido se encuentre reparado o garantizado, lo que deberá ser demostrado en la carpeta de investigación.