4 de abril de 2014 / 09:46 p.m.

Este viernes se llevó a cabo en el Palacio de Gobierno la sesión plenaria del Comité Estatal de Protección de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes.

Monterrey.- En la entidad hay cerca de 80 mil niños cuya situación de pobreza los obliga a trabajar, y al mismo tiempo los aleja de las oportunidades de estudio y esparcimiento.

Diversas son las instituciones, tanto públicas como particulares, que se preocupan por ese fenómeno.

Este viernes se llevó a cabo en el Palacio de Gobierno la sesión plenaria del Comité Estatal de Protección de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes.

"Es un momento en el que nuestras familias requieren de asistencia, de orientación, de formación, y sabemos que es urgente trabajar en sinergia, en unidad, hacia un mismo objetivo", señaló Gretta Salinas de Medina, presidenta del DIF estatal.

Durante la sesión plenaria efectuada en el Patio de Honor de Palacio estuvo presente el subsecretario de Inclusión Laboral, de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, José Adán Ignacio Rubí Salazar.

"La instalación de la Comisión Estatal para la Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil, sin lugar a dudas, es una prueba contundente de la prioridad", refirió el funcionario estatal.

Por su parte, el Gobernador Rodrigo Medina manifestó que el Estado ha invertido más de 3 mil 500 millones de pesos en programas y acciones para proteger a los niños y adolescentes en esas condiciones.

"Ya tenemos un universo; hay que ir por ellos. Es decir, en donde están, quiénes son, qué se está llevando a cabo, y ofrecerles alternativas y oportunidades distintas a la laboral, obviamente que son las educativas", expresó.

Medina de la Cruz consideró que los factores por los que niños y jovencitos tienen que trabajar son variados.

Van desde la propia situación económica, la falta de educación e información, entre otros, aunque no es lo más adecuado para la formación de los menores.

"Que quizás pensarán (los padres) que al meter a trabajar, o impulsar el trabajo de los niños, iban a resolver su situación, y veíamos que a la postre es al revés totalmente", concluyó el mandatario.

Las autoridades reconocen que hay mucho por hacer en este rubro, por lo que es necesaria la colaboración entre el Gobierno y los organismos civiles.

AGUSTÍN MARTÍNEZ