AGUSTÍN MARTÍNEZ
24 de julio de 2017 / 06:49 p.m.

MONTERREY.- Suspendido en sus funciones, sin goce de sueldo y en espera de ser cesado en forma definitiva, se encuentra el policía de Fuerza Civil que, al encontrarse en su día de descanso, amagó con una pistola a varias personas en la colonia 10 de Marzo, en Monterrey.

De ser declarado culpable, el oficial Felipe de Jesús Careaga Lucio podría causar baja automática con deshonor, y estaría impedido para desempeñarse en cualquier corporación policiaca o área de seguridad en todo el país.

Al mismo tiempo, Careaga Lucio permanece detenido, a disposición del Ministerio Público, en espera de ser presentado e imputado ante un juez de Control.


ilp