MARCELA PERALES @marce_reportera
1 de marzo de 2016 / 08:17 a.m.

Monterrey.- Ya sea porque las reformas a la ley lo han facilitado, por el incremento de divorcios. El caso es que el delito de sustracción de menores persiste en la entidad y es uno de los que encabeza la lista en este 2016.

Después de la violencia familiar y robo, el delito de sustracción de menores sobresale en el número de denuncias interpuestas en lo que va del año, una realidad que ha mostrado un incremento del 119 por ciento en los últimos cuatro años.

Especialistas explican el por qué.

En primer lugar porque la última reforma al artículo 285 del Código Penal especifica que aun teniendo la custodia del niño se puede incurrir en el delito.

"Es decir, aquí el padre o la madre que tiene la custodia y que no cumpla con su obligación de prestarle a su hijo, a su ex conyugue o conyugue para el caso que estén casados y separados, ahí se actualiza un delito", explicó el abogado Gabriel Guajardo.

La Ley señala que será sancionado a quien sin causa justificada, se apodere del menor habiendo perdido la patria potestad, no permita o impida la convivencia que sea decretada o quien teniendo compartida la guarda no lo devuelva a quien así se haya determinado.

"En muchas de las ocasiones el delito se comete por desconocimiento del activo del delito, sin embargo, eso no lo exime de su responsabilidad", dijo el abogado.

Otro factor es que históricamente la ley protegía a la madre, por el simple hecho de serlo, sin embargo, en el 2011 la Suprema Corte de Justicia emitió un criterio de igualdad entre hombres y mujeres, es decir, el padre, también puede denunciar a su ex pareja, aunque ésta tenga la custodia.

"Si la madre no permite que el padre vea a sus hijos cuando ya existe previamente una resolución se está actualizando el delito. Cuando el padre tenga conocimiento que él tiene el derecho de poder accionar en contra de esa actitud, de su ex conyugue, también se va a incrementar", especificó.

El número de denuncias va en aumento desde el 2012 cuando se tuvo el registro de 787 ante la Procuraduría de Justicia Estatal, subió a mil 277 en el 2013, mil 566 durante el 2014, en el 2015, la cifra se elevó hasta las mil 729 denuncias y solo en enero del 2016 van 123.

El tercer factor obedece al incremento de divorcios, que a su vez originan la disputa del menor. Nuevo León es uno de los tres estados del país con mayor incidencia, sólo en el 2013, se presentaron 21 mil 418 divorcios.

“Aquí desgraciadamente existe un desgaste emocional en el menor", señaló Gabriel Guajardo, agregó.

Es en estos casos que se desprende el Síndrome de Alineación Parental, del cual hablaremos en el siguiente reportaje.