MARCELA PERALES 
28 de marzo de 2017 / 07:51 a.m.

MONTERREY.-  Por un lado es la falta de voluntad por parte de autoridades y por otra, la supuesta necesidad de los taxistas para alterar sus parquímetros y cobrar más de lo permitido.

Respetando la identidad del chofer y también la concesión de su vehiculo, el equipo de Telediario abordó un taxi, cuyo dueño habló y reveló la situación de la alteración de taxímetros en el área metropolitana.

"Tenemos que entender que la situación es muy complicada porque realmente tenemos cinco años que no se nos ha autorizado ningún aumento y ha aumentado la gasolina arriba de 30 veces, en lo que va de esos cinco años. Qué están haciendo? buscando el sustento para sus familias, alterando los taxímetros.

Todo sale carísimo y realmente para nosotros ya no es sostenible seguir trabajando así”, señaló el chofer del vehículo de alquiler.

A decir del testimonio del taxista, en el Estado, la alteración de taxímetros consiste en la compra de un programa de 380 pesos que incluye la manipulación de cuatro tipos de aumento: del 20, 40, 50 y hasta 70 por ciento.

En caso de operativo, el programa se desinstala un día antes por 150 pesos. La reinstalación posterior ya es gratuita.

Ellos argumentan que este tipo de programas va a en aumento porque los taxis privados les ha impactado en el 50 por ciento de sus ganancias.

“¿Esto incentiva la alteración de taxímetros para ustedes?, se le preguntó

"Pues si, definitivamente si, porque realmente el vehículo trabaja más horas de lo normal de lo requerido, entonces las ganancias son mínimas, simplemente ahorita con el aumento exageradísimo de la gasolina, nos terminaron de amolar”

"Se alteran en los establecimientos donde automáticamente están para verificar los taxímetros”

El director de la Agencia Estatal del Transporte, Jorge Longoria, señaló el problema ha generado desconfianza entre los usuarios de taxis.

Según la dependencia estatal las municipios donde se han detectado más irregularidades son García, Salinas, Cadereyta, Juárez, Pesquería y Zuazua.

"Esto está provocando que la gente desconfíe tanto de los taxistas porque tienen muchos métodos de estar alterándolos. Unos están en el cambio de luces, le van picando al cambio de luces y se va alterando con más.

"Hay verificadoras que están tres de ellas, que fueron de alguna forma asignadas y no están cumpliendo con su trabajo correctamente y una vez que lo verifican, prácticamente a la vuelta de la esquina hay quien se los modifica. No les asusta ni les mortifica y tratan de cumplir solamente para no tener la multa acumulada”

La Agencia del Transporte estima que la alteración de taxímetros acabará en un corto plazo, con nuevas reformas, endurecimiento de sanciones, incluso con aplicaciones para celular.

Sin embargo, la misma dependencia acepta que esto es un problema que ninguna administración, antigüa o reciente, ha podido resolver.